El jefe del PCCh en Xinjiang pide que se respeten las "tradiciones locales" de las minorías étnicas

Publicado 22/01/2014 12:02:12CET

PEKÍN, 22 Ene. (Reuters/EP) -

El jefe del Partido Comunista de China (PCCh) de Xinjiang, Zhang Chunxian, ha pedido que se muestre respeto por las tradiciones étnicas de las comunidades de la región, ante las recientes críticas de que las políticas gubernamentales están enfocadas a reprimir a la comunidad uigur.

El Gobierno chino debe poner en práctica la "educación y la propaganda de la solidaridad étnica" entre todas las comunidades y en especial entre los jóvenes de la región, ha asegurado Zhang.

"Deben tratar todo lo relacionado con tradiciones locales con respeto y resolver los casos de violencia, a través del Estado de Derecho y las medidas pertinentes", en declaraciones de Zhang que ha recogido el oficial 'Diario de Xinjiang'.

El pasado mes de noviembre, las autoridades gubernamentales pidieron al colectivo de abogados de Turpan, una ciudad-oasis situada al sureste de la capital de Xinjiang, Urumchi, que se comprometieran a garantizar que los ciudadanos no llevaran 'burqas' o velos, ni que participaran en ninguna actividad religiosa ilegal. Asimismo, exigían que evitaran que los hombres se dejaran barbas largas.

La comunidad musulmana uigur, turcohablante, reclama una mayor autonomía del territorio de Xinjiang, también conocido como Turkistán Oriental. Muchos de los miembros de esta comunidad se han ofendido ante el tratamiento opresivo del régimen chino, aunque Pekín asegura que sus libertades religiosa, cultural y lingüística están ampliamente garantizadas.

No obstante, los expertos han asegurado que la represión del PCCh contra las prácticas religiosas ha impulsado a muchos uigures a abrazar con más fuerza sus tradiciones islámicas.

Al menos 91 personas, entre las que se encuentran varios agentes de Policía, han perdido la vida en enfrentamientos en la región de Xinjiang desde el pasado mes de abril.

Numerosos grupos en defensa de los Derechos Humanos y algunos exiliados han asegurado que China "exagera" cuando se refiere a la amenaza para justificar su intento de controlar firmemente la región, rica en energía.