'Jihadi Jack', un británico que viajó a una zona de Estado Islámico, dice estar retenido por fuerzas kurdas

Publicado 14/06/2017 8:05:55CET

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Jacks Letts, un joven británico de 21 años que viajó en 2014 a la zona de Siria controlada por Estado islámico, ha afirmado que se encuentra retenido por las fuerzas kurdas que combaten contra el grupo yihadista.

Letts, conocido como 'Jihadi Jack' y sospechoso de viajar al país árabe para combatir en las filas del grupo yihadista, ha asegurado que se opone al grupo y que abandonó sus territorios, en declaraciones a la cadena de televisión británica BBC.

Letts ha hablado con la cadena a través de mensajes de voz y texto, detallando que "encontró a un contrabandista y caminó detrás de él a través de campos de minas" hasta llegar a una zona controlada por las fuerzas kurdas, desde donde dispararon contra ellos.

Así, ha manifestado que se encuentra retenido en aislamiento en una cárcel situada en el noreste de Siria.

Letts se convirtió al islam y viajó a Jordania en 2014, desde donde se trasladó a la zona de Siria controlada por los yihadistas. 'Jihadi Jack', quien se casó en Irak y tiene un hijo, ha relatado que resultó herido en una explosión y fue a recuperarse a Raqqa, la 'capital' de Estado Islámico en este país.

Asimismo, ha dicho que se desilusionó con el grupo después de que matara a varios de sus miembros. "Les odio más de lo que les odian los estadounidenses. Les dije que no tenían razón, así que me encarcelaron tres veces y amenazaron con matarme", ha asegurado.

Letts ha apuntado que finalmente logró escaparse y localizó al contrabandista para escapar.

Su familia niega que fuera a combatir y argumenta que acudió por motivos humanitarios. De hecho, sus padres se han declarado no culpables de cargos de financiación del terrorismo tras ser acusados de enviarle dinero.

John Letts y Sally Lane han dicho a la BBC que no habían tenido noticias de su hijo desde hacía varias semanas antes de recibir un mensaje que les comunicaba que estaba en 'zona segura'.

"Era la noticia que llevábamos esperando tres años, y ahora queremos que vuelva a casa", ha dicho Lane. Los padres de Letts han subrayado que no creen que haya sufrido maltrato, si bien están preocupados acerca de su salud mental.

Además, han reclamado a las autoridades británicas que "hagan todo lo que puedan" para ayudarles. Lane ha indicado que el Gobierno les dijo que sólo podría ayudar si abandonaba el territorio que controla Estado Islámico, añadiendo que ahora "nadie quiere asumir la responsabilidad".

Por su parte, John Letts ha reconocido que su hijo "tendrá que rendir cuentas por sus acciones" una vez que regrese al país, puntualizando que no saben aún "si ha hecho algo", a raíz de lo que él les ha contado.

"Si tiene algo que ver con Estado Islámico, no quiero tener nada que ver con él", ha recalcado John Letts. Por contra, Lane ha afirmado que "ha habido mucha desinformación".

'Jihadi Jack' ha apuntado que "no quiere que nadie le ayude", tras ser preguntado sobre el papel que debería asumir Londres. "Me relajaré aquí encerrado en aislamiento hasta que alguien decida que es más fácil matarme", ha remachado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies