'Jihadi John' denunció que tras su encuentro con el MI5 se sintió como un "muerto viviente"

 

'Jihadi John' denunció que tras su encuentro con el MI5 se sintió como un "muerto viviente"

Publicado 01/03/2015 5:09:49CET

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El miliciano de Estado Islámico Mohamed Emwazi, conocido como 'Jihadi John', de origen londinense, denunció hace años haber sido hostigado por el servicio de Inteligencia británico, lo que le hizo sentirse "un muerto viviente" y hasta querer suicidarse.

Tras desvelarse la identidad de 'Jihadi John', un joven de 26 años y con estudios universitarios que se ha convertido en uno de los verdugos de Estado Islámico, se ha abierto un debate en Reino Unido sobre los motivos que habrían llevado al joven a unirse a la milicia.

Durante los últimos días se han sucedido noticias sobre su época en el instituto y universidad, que están siendo investigados por las autoridades. El MI5 reconoció tener conocimiento de su existencia, aunque se defendió de las acusaciones por no haber impedido su marcha a Oriente Próximo.

Este sábado se han hecho públicos los correos que intercambió con un periodista en 2010, en los que denunciaba haber sido hostigado por la Inteligencia británica, en unos encuentros que le llevaron a plantearse el suicidio, según ha informado Sky News.

El primer encuentro, según relató el joven Emwazi, se produjo cuando quiso vender un ordenador portátil a través de Internet y se convirtió en sospechoso para el MI5. "A veces me siento como un muerto viviente, sin temer que el MI5 me pueda matar", afirmó.

"Lo prefiero, temo que un día me tome todas las pastillas que pueda y pueda dormir para siempre. Sólo quiero huir de esa gente", exclamó Emwazi, que también habría intercambiado mensajes con la organización CAGE.

"Me siento como un prisionero, sólo que sin estar enjaulado y en Londres", aseguró el joven, que ha sido identificado como el autor de las muertes de dos británicos secuestrados por Estado Islámico, el Alan Henning y David Hanais.

'Jihadi John' escribió en varias ocasiones a la ONG, ante la que se quejaba por no haber podido viajar a Kuwait, y aseguraba que no se rendiría. La organización por su parte ha asegurado que el joven es "extremadamente amable y simpático".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies