Sarkozy habla de Derechos Humanos con los dirigentes chinos aprovechando su presencia en la inauguración de JJOO

Actualizado 08/08/2008 18:18:31 CET

PARIS, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, trató la cuestión de los Derechos Humanos con el presidente chino, Hu Jintao, y con el primer ministro, Wen Jiabao, según declaró el jefe de Estado galo en una entrevista a la cadena pública France 2.

"Me he reunido con el presidente chino y con el primer ministro de China y he hablado de los Derechos Humanos", señaló tras los encuentros que mantuvo con Hu y Wen antes de que comenzara la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos.

"Les he comunicado listas", añadió el jefe de Estado francés en alusión a la relación de defensores de los Derechos Humanos prisioneros en China que el Elíseo hizo llegar ayer a las autoridades de ese país.

Asimismo, Sarkozy aseguró que Hu Jintao reconoció durante el encuentro que ambos mantuvieron que China necesita realizar avances en materia de Derechos Humanos. "El presidente chino es el primero que me ha dicho que China ha de progresar", dijo. Aún así, mantuvo que "China a hecho progresos" en esta materia.

Sarkozy defendió su presencia en Pekín frente a las críticas emitidas desde Francia sobre su asistencia a la ceremonia de apertura y dijo que se desplazó a la capital china para "defender los Derechos Humanos, el respeto a la persona y la necesidad de abrirse" y para "reconocer que China se ha convertido en uno de las grandes de este mundo" y, por tanto, "debe tener los mismos derechos y obligaciones" que el resto de grandes potencias del planeta.

A su modo de ver, "venir a China y servirse del olimpismo para abrir una sociedad y un país" hace "avanzar más que quedarse fuera" del país "y criticar". Según Sarkozy, esta segunda estrategia sólo serviría para arrinconar a un "nacionalismo chino que se plegaría sobre sí mismo".

"Si uno no viene para dialogar, ¿Cómo actuar?", se preguntó el presidente francés, antes de recordar que los "27 socios de la UE me han dicho: 'sí tienes razón, hay que ir'". "Eso es exactamente lo que he hecho: hacer avanzar la causa de los derechos humanos", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies