Jordania confía en retener la ayuda de EEUU pese a la amenaza de Trump de retirar los fondos

El presidente de EEUU Donald Trump con el rey Abdulá II de JordaniaDonald Trump con el rey Abdulá II de Jordania en la Asamblea General de la ONU en Nueva York | Reuters
Actualizado 14/02/2018 10:18:38 CET

AMÁN, 14 Feb. (Reuters/EP) -

Jordania confía en poder mantener la ayuda estadounidense, a pesar de que el Gobierno de Donald Trump amenazó con retirar los fondos a todos los países que se posicionaron en contra del reconocimiento que hizo de Jerusalén como capital israelí, según han informado este miércoles fuentes jordanas.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, llegará este miércoles a la nación árabe como parte de una gira regional. Se espera que firme el Memorándum de Entendimiento (MoU) que garantiza la entrega de 1.275 millones de dólares anuales durante cinco años, de acuerdo con estas fuentes.

Este MoU incluso mejoraría las condiciones del actual, que tiene solo una duración de tres años, si bien los detalles aún no se conocen.

Jordania es un aliado tradicional de Estados Unidos pero la relación bilateral se tensó, como la de Washington con los demás países árabes, a causa de la decisión de Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel. El rey Abdulá II es el custodio de los lugares sagrados del islam en la ciudad.

Con dicho reconocimiento, Trump rompió uno de los pocos puntos de consenso que había en la comunidad internacional sobre el conflicto en Oriente Próximo, según el cual el estatus de la ciudad santa, que tanto israelíes como palestinos reivindican como capital, debía decidirse en un eventual diálogo de paz.

"El compromiso de Estados Unidos de mantener su ayuda al reino refleja la profundidad de nuestra estratégica relación y el reconocimiento al papel fundamental que juega el reino en la estabilidad de la región", han valorado las fuentes.

La economía de Jordania se ha resentido debido a los conflictos que han plagado Oriento Próximo en los últimos años, muy especialmente la guerra civil en Siria, que ha empujado hacia la nación vecina a cientos de miles de refugiados que han desbordado a las comunidades receptoras.