El Parlamento jordano aprueba la primera ley antiterrorista del país

Actualizado 27/08/2006 16:15:00 CET

AMÁN, 27 Ago. (EP/AP) -

El Parlamento de Jordania aprobó hoy por mayoría la primera ley antiterrorista del país, a pesar de las objeciones de algunos diputados, que se oponen a lo que consideran es una limitación de las libertades públicas.

El rey de Jordania, Abdulá II, que ahora debe sancionarla, instó a la elaboración de esta ley para combatir el terrorismo después del triple atentado del pasado mes de noviembre en un hotel de Amán, en el que murieron 60 personas, además de los tres terroristas suicidas, de origen iraquíes y relacionados con Al Qaeda.

La nueva ley antiterrorista es el primer texto legal en Jordania que aborda específicamente asuntos que ponen en peligro la seguridad nacional. Hasta ahora las autoridades dependían del código penal para juzgar los delitos de terrorismo.

Un diputado independiente, Mahmud Jarabsheh, sostuvo que la ley restringe las libertades públicas, al dar al Estado y a los fiscales militares poderes considerables para la investigación de casos relacionados con el terrorismo. "El proyecto de ley es una clara violación de las leyes públicas y los Derechos Humanos. La gente no debería ser detenida simplemente por ser sospechosa de mala conducta", explicó.

Una coalición de 15 diputados islamistas que representa al Frente de Acción Islámica --el brazo político del Movimiento de los Hermanos Musulmanes-- también denunció la ley, argumentando que alienta al terrorismo debido a que sus "cláusulas injustas y castigos severos oprimirán a mucha gente y llevará a la creación de más grupos terroristas".

La nueva ley estima que las relaciones con cualquier grupo y organización terrorista es en sí un acto terrorista, como también lo es el reclutamiento de personas para redes terroristas nacionales o extranjeras. Poseer, fabricar o transportar cualquier material que pueda ser usado en la producción de armas para su uso en ataques también será penalizado como un acto terrorista.

Asimismo, los sospechosos podrán ser detenidos hasta 30 días sin acceso a asesoría legal, pero después de ese periodo deberán ser puestos en libertad o acusados formalmente. Bajo el código penal, los sospechosos terroristas sólo podían permanecer arrestados hasta 14 días para ser interrogados.

Además, con la nueva ley, los fiscales jordanos podrán someter a los sospechosos de terrorismo bajo estricta vigilancia e impedirles salir del país, y sus casos serán llevados ante tribunales militares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies