Jordania reconoce una redada "por error" en la sede del Frente de Acción Islámica en Amán

Publicado 18/04/2016 6:17:02CET

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Jordania han reconocido este domingo haber llevado a cabo una redada "por error" en la sede en la capital, Amán, del Frente de Acción Islámica (FAI), brazo político de la organización islamista Hermanos Musulmanes.

En su comunicado, la Policía ha tildado de "infundadas" las acusaciones del portavoz del FAI, Murad Adaileh, quien acusó a las autoridades de actuar contra la formación, registrada legalmente.

En respuesta, el portavoz del Departamento de Seguridad Pública, Amer Sartawi, ha asegurado que las fuerzas de seguridad recibieron un aviso de que la sede de Hermanos Musulmanes en la capital, cerrada la semana pasada, había sido reabierta.

"Enviamos una patrulla para comprobarlo, y fue a las instalaciones del partido por error", ha explicado. Sin embargo, Adaileh ha recalcado que las fuerzas de seguridad han llevado a cabo operaciones en los últimos días en sus oficinas en las localidades de Karak, Mafraq y Sahab.

Las autoridades de Jordania han cerrado esta semana las oficinas de la organización islamista en Amán, Jerash, Madaba y Karak, anunciando que todas las oficinas "ilegales" serán clausuradas.

El cierre de las oficinas tiene lugar en aplicación de los fallos judiciales sobre la transferencia de propiedades de Hermanos Musulmanes, que no cuenta con licencia, a un grupo rival escindido que se registró el año pasado.

Hermanos Musulmanes fue considerado "ilegal" después del registro de la nueva sociedad el año pasado, tras una oleada de deserciones en el interior del movimiento islamista encabezada por Abdul Mayid Zneibat, cuyo grupo se ha presentado como los sustitutos legítimos de la organización original.

Hermanos Musulmanes obtuvo licencia para operar en el país en 1946 como una organización de caridad afiliada al grupo internacional con sede en Egipto, y en 1953 se refundó como una sociedad islámica.

La organización ha operado de manera legal en Jordania durante décadas y cuenta con bastante apoyo en los grandes centros urbanos. Su brazo político, el Frente de Acción Islámica, es el mayor partido de oposición del reino y representa a muchos jordanos de origen palestino desencantados, quienes son la mayoría entre los siete millones de habitantes del país.

Las autoridades jordanas consiguieron suprimir las protestas a favor de la democracia durante la 'Primavera Árabe' y los grupos de defensa de los Derechos Humanos señalan que desde entonces el reino ha aplastado fuertemente la disidencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies