Un juez acepta una denuncia contra una organización caritativa vinculada a Lashkar-e-Taiba

Publicado 27/04/2016 18:10:22CET

LAHORE (PAKISTÁN), 27 Abr. (Reuters/EP) -

Un juez paquistaní ha aceptado una causa contra una organización caritativa islámica, considerada como una pantalla de un grupo islamista contrario a India, a la que se ha acusado de gestionar tribunales de la sharia no autorizados en la ciudad de Lahore, en el este del país.

La organización, Jamaat-ud-Dawa (JuD), es considerada como "una organización terrorista extranjera" por Estados Unidos. Las autoridades occidentales la consideran como una pantalla de Lashkar-e-Taiba (LeT), el grupo islamista detrás del atentado de Bombay en el murieron 166 personas en noviembre de 2008.

La causa contra JuD fue presentada por un agente inmobiliario paquistaní, Jalid Saeed, quien denuncia que la organización caritativa le había citado en enero a comparecer ante su tribunal en Lahore para resolver una disputa de propiedad con otro hombre.

Saeed ha explicado a Reuters que en la carta JuD le advertía de que si no se presentaba, "no se aceptará ninguna excusa y se emprederán acciones conforme a la sharia".

El sistema judicial paquistaní se ha vuelto cada vez más tajante en su trato con los políticos, pero este caso podría mostrar lo dispuestos que están los jueces a actuar contra las poderosas organizaciones islámicas.

El juez Shahid Bilal Hassan, del Tribunal Superior de Lahore, ha accedido a escuchar el caso este martes y, aunque el juicio se celebrará más adelante, ha informado al abogado de JuD de que en base a los hechos Saeed tiene algo de razón.

Los documentos judiciales muestran que el grupo está acusado de organizar y mantener tribunales de la sharia paralelos, citando a personas y decidiendo sobre casos de familiar, civiles y criminales en Lahore, la capital de la provincia de Punyab, la provincia más rica del país y base del poder del primer ministro, Nawaz Sharif.

Los responsables de JuD niegan tener vínculos con LeT o gestionar un sistema judicial paralelo. En lugar de ello, JuD dice que tiene "consejos de arbitrio" presididos por religiosos eruditos que median en disputas y ofrecen guía conforme a las enseñanzas del islam.

JuD funciona abiertamente en Pakistán y su líder, Hafiz Saeed, que también fundó LeT, celebra actos públicos y ofrece entrevistas pese a que Estados Unidos ofrece una recompensa de 10 millones de dólares por él. Responsables de JuD indicaron a Reuters el año pasado que el grupo cuenta con 30.000 voluntarios y cientos de trabajadores en todo Pakistán.

Durante la audiencia de este martes, el abogado de JuD, Muhammad Aqeel, dijo que la citación enviada a Saeed era una falsificación. UN representante de JuD, Nadeem Awan, también ha señalado a Reuters que el grupo no emite amenazas o citaciones.

"Si hubiéramos estado citando a las personas o coercionándolas para acudiar al consejo o acatar las decisiones del consejo, entonces habría miles de denuncias contra nosotros", ha sostenido Awan. "Lo único que hay es esta sola denuncia", ha añadido.

Pakistán tiene un Tribunal Federal de la Sharia separado del Supremo y los tribunales superiores, y tiene el poder de examinar si las leyes con conformes al islam.