Kabul: la filtración no afectará la relación con EEUU

Actualizado 29/11/2010 15:33:35 CET

KABUL, 29 Nov. (Reuters/EP) -

Los cables de la Embajada estadounidense en Kabul en los que se tacha al presidente afgano, Hamid Karzai, de "extremadamente débil" y a su hermano de traficante de drogas corruptos filtrados por la web Wikileas no afectarán a las relaciones con Washington, ha asegurado este lunes el portavoz de Karzai.

En los mensajes secretos desde Kabul a Washington también se afirma que el ex vicepresidente huyó del país con más de 50 millones de dólares en efectivo. El portavoz de Karzai ha minimizado el alcance de estas filtraciones, publicadas por varios medios internacionales, pero ha reconocido que si hubiera nuevos documentos la relación podría verse afectada.

"No tendrá un efecto notable en nuestra amplia relación estratégica con Estados Unidos", ha afirmado el portavoz de Karzai, Waheed Omer, en rueda de prensa. "No hay mucho en los documentos que nos sorprenda y no vemos nada sustantivo que afecte a nuestra relación, pero todavía queda por llegar más" información, ha reconocido.

Sólo una parte de los más de 250.000 documentos a los que ha tenido acceso Wikileaks han sido publicada por la prensa internacional, pero estos presentan una imagen particularmente negativa del hermanastro del presidente, Ahmad Wali Karzai, un actor clave en la ciudad de Kandahar (sur).

"Aunque tenemos que tratar con AWK como el jefe del consejo provincial, se le considera ampliamente como corrupto y un traficante de drogas", afirma un cable confidencial de Kabul, fechado en octubre de 2009 y firmado por el embajador Karl Eikenberry.

En cuanto al presidente se afirma que es "un hombre extremadamente débil que no escucha los hechos sino que es arrastrado con facilidad por cualquiera que venga a contarle incluso las historias más raras o complots contra él", según recoge 'The Guardian', citando un cable de la Embajada.

Por su parte, la Embajada estadounidense en Kabul ha condenado este lunes la publicación de Wikileaks y ha asegurado que no afectará a la relación bilateral. "Nuestros objetivos compartidos no cambian en base a la publicación de presuntos informes diplomáticos del pasado", asegura Eikenberry en el comunicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies