Kandil refuerza la presencia de los Hermanos Musulmanes en su remodelación de gabinete

 

Kandil refuerza la presencia de los Hermanos Musulmanes en su remodelación de gabinete

Actualizado 07/05/2013 13:42:38 CET

EL CAIRO, 7 May. (Reuters/EP) -

El primer ministro egipcio, Hisham Kandil, ha anunciado este martes una remodelación de su gabinete en la que salen dos de los ministros que participaban en las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y ha incrementado la presencia de los Hermanos Musulmanes, organización de la que procede el presidente Mohamed Mursi, en el Gobierno.

Kandil ha anunciado nueve cambios en su gabinete que incluyen la designación de Amr Darrag, un alto cargo del Partido Libertad y Justicia (PLJ), fundado por los Hermanos Musulmanes, como ministro de Planificación.

El ministro saliente, Ashraf al Arabi, ha jugado un papel central en las conversaciones con el FMI para el préstamos de 4.800 millones de dólares que busca Egipto para aliviar la crisis económica.

Fayyad Abdel Moneim, un especialista en economía islámica, ha sido designado nuevo ministro de Finanzas, en sustitución de Al Mursi al Sayed Hegazy, otro experto en finanzas islámicas que había sido designado en enero, en la última crisis de gobierno.

El Gobierno ha sido criticado por no conseguir revivir la economía, seriamente afectada por los dos años de inestabilidad política que ha vivido el país tras la revuelta que derrocó al presidente Hosni Mubarak en febrero de 2011. Además, la oposición había reclamado que se forme un gobierno políticamente neutral que supervise las elecciones parlamentarias que se celebrarán este año.

Otro miembro de los Hermanos Musulmanes, Yehya Hamed, ha sido designado ministro de Inversión. Así, el nuevo gabinete incluye a al menos diez políticos afiliados a los Hermanos Musulmanes o al PLJ, en comparación a los ocho que había en el anterior.

Por otra parte, Ahmed Suleiman ha sido designado ministro de Justicia, en sustitución de Ahmed Mekky, quien renunció el mes pasado en protesta por los esfuerzos por los aliados islamistas de Mursi para purgar el estamento judicial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies