Karzai dice que en lugar de negociar con los talibán debería hacerlo con Pakistán

Actualizado 02/10/2011 0:47:30 CET

KABUL, 1 Oct. (Reuters/EP) -

El presidente afgano, Hamid Karzai, insinuó el viernes en una reunión con líderes religiosos que ha perdido la esperanza en la búsqueda de las conversaciones de paz con los talibán y ha dicho que Afganistán debería estar negociando la paz con Pakistán en su lugar.

"El pueblo de Afganistán me pregunta: 'Señor Presidente qué están negociando, quién está al otro lado de las conversaciones de paz'. No tengo ninguna respuesta, excepto decir que la otra parte en las conversaciones de paz es Pakistán", ha declarado Karzai en un video de la reunión que ha publicado este sábado el palacio presidencial.

Karzai ha realizado estas declaraciones menos de dos semanas después del asesinato del presidente del Consejo Superior para la Paz afgano, Burhanudin Rabbani, en un atentado suicida en el que el terrorista se hizo pasar por un enviado por el líder del consejo de reconciliación talibán, Shura de Quetta.

Karzai formó el Consejo en octubre de 2010 para negociar la paz con los talibán y en la reunión se preguntó si los talibán tenían siquiera algún organismo de liderazgo en funcionamiento. "No puedo encontrar al mulá Omar (el supuesto líder talibán), ¿Dónde está?, no puedo encontrar a la Shura (consejo) talibán, ¿Dónde está la Shura?"

"Alguien vino y se presentó como mensajero de la paz, y mató, sin preguntas. ¿Con quién deberíamos hablar? Con Pakistán", reflexiona el presidente afgano.

Muchos afganos han acusado a la agencia de espionaje de Pakistán, la Dirección de Interservicio de Inteligencia (ISI), de apoyar a grupos insurgentes para promover los intereses de Islamabad, acusación que Pakistán niega. Sin embargo, políticos afganos y miembros de su servicio de inteligencia aseguran que tienen pruebas firmes de que existe algún tipo de implicación de Pakistán en el asesinato de Rabbani.

La agencia de inteligencia de Afganistán ha comunicado este sábado que ha entregado pruebas a Pakistán de que los talibán tramaron el asesinato en suelo paquistaní y el ministro del Interior ha afirmado ante el Parlamento que el ISI había participado en el asesinato. El propio Karzai ha sugerido esta vinculación y ha amenazado con impulsar una investigación internacional.

"Nuestra información de Inteligencia indica que hay una conexión con Quetta (...) lo que quiero es su cooperación (de Pakistán) en este sentido", ha indicado el presidente en una entrevista a Noor, una televisión afgana.

La portavoz de la Oficina de Asuntos Exteriores de Pakistán Tehmina Janjua ha negado que Pakistán haya recibido ninguna información sobre el asesinato, pero el primer ministro Yusuf Raza Gilani ha prometido su cooperación.

Pakistán también ha recibido acusaciones de apoyo a insurgentes por parte de Estados Unidos. El presidente saliente del Estado Mayor Conjunto, almirante Mike Mullen, declaró ante el Senado estadounidense la semana pasada que la red Haqqani vinculada a los Talibán estaba a su vez relacionada con el ISI. Tanto Pakistán como los talibán han rechazado enérgicamente esta afirmación.