Karzai pide a Pakistán que deje de usar el terrorismo como una herramienta de su política exterior

Publicado 22/01/2015 6:59:49CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Afganistán Hamid Karzai ha mostrado este miércoles su satisfacción con las últimas operaciones antiterroristas lanzadas por Pakistán, si bien ha solicitado a Islamabad que deje de usar el terrorismo como una herramienta de su política exterior.

"Espero que haya un cambio. Lo esperaba hace años. Pensé que ese cambio ocurriría tras los ataques de milicianos contra mezquitas y civiles, pero no tuvo lugar", ha dicho, en una entrevista concedida al servicio pashtún de la cadena de televisión británica BBC.

"Ahora espero que este cambio tenga lugar tras el ataque contra la escuela en Peshawar (que se saldó con la muerte de más de 140 personas, entre ellos 132 menores de edad). Pakistán debe dejar de usar el terrorismo como una herramienta de política internacional. Todo estaría mejor si eso ocurriera", ha valorado.

Así, Karzai ha asegurado que durante su mandato intentó mejorar las relaciones entre ambos países, manifestando que Kabul "quiere unas relaciones con Islamabad basadas en la igualdad", tal y como ha recogido el diario 'The Afghanistan Times'.

"La seguridad no mejorará en Afganistán si no hay esfuerzos por parte de los dos países. La guerra contra el terrorismo va en la mala dirección. Esta guerra no debe continuar en Afganistán. He dicho esto a los funcionarios estadounidenses en muchas ocasiones", ha lamentado.

Por último, ha resaltado la necesidad de que los ataques militares sean llevados a cabo contra los milicianos, y no contra zonas civiles. "Bombardear un bazar en Miranshah no es lucha antiterrorista. Sabemos que la operación en Waziristán no es contra los terroristas. Queremos operaciones contra los bastiones de los terroristas, no contra casas civiles", ha zanjado.

Afganistán y algunos países internacionales han acusado en reiteradas ocasiones al Gobierno de Pakistán de hacer un doble juego con los grupos terroristas, respaldando a algunos de ellos en sus operaciones contra objetivos afganos o indios, sus enemigos regionales. Pakistán fue, junto a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU), los únicos en reconocer la legitimidad del régimen talibán.

El Ejército de Pakistán envió en junio aviones de combate para bombardear posiciones de los talibán paquistaníes al inicio de la operación 'Zarb e Azb' tras el ataque contra el aeropuerto de Karachi, el mayor de Pakistán, y la ofensiva terrestre se dio por comenzada a principios de julio.

Algunos de los milicianos vinculados con Al Qaeda más temidos están escondidos en las montañas de Waziristán del Norte y usan la zona como rampa de lanzamiento para ataques contra Pakistán así como contra las fuerzas de la OTAN en el vecino Afganistán.

A finales de diciembre, el primer ministro, Nawaz Sharif, anunció que las autoridades lanzarán una segunda operación 'Zarb-e-Azb' contra objetivos de los terroristas en ciudades y pueblos. "El Gobierno no diferenciará entre los terroristas y los que les ayudan", advirtió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies