Kenia comienza a despedir a doctores de varios hospitales públicos en medio de una huelga de tres meses

Publicado 10/03/2017 6:55:55CET

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Kenia han comenzado a despedir a doctores de varios hospitales públicos, tras expirar el ultimátum dado por el Gobierno a los médicos huelguistas, según ha informado la emisora local Capital FM.

Los ceses han tenido lugar en una jornada en la que la Asociación de Médicos de Kenia ha pedido al Gobierno y a los representantes del Sindicato de Kenia de Médicos, Farmacéuticos y Dentistas que se reúnan "una última vez" para alcanzar un acuerdo.

En su comunicado, ha pedido a las partes "que sigan participando de buena fe" y que "actúen con buena voluntad para proteger la vida y la salud de los kenianos restaurando la normalidad en el sector sanitario".

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, acusó el martes de "chantaje" a los médicos que están en huelga desde hace cerca de tres meses, después de que el Gobierno retirara su oferta de elevar sus salarios en un 50 por ciento ante la falta de avance en las negociaciones.

El mandatario destacó que "se les está ofreciendo más dinero del que cobran los doctores en el sector privado", afirmando que "la justicia para los médicos no puede llegar a cambio de la justicia para otros kenianos".

En este sentido, manifestó que está a favor de lograr una "resolución justa", si bien ha indicó que "no hay justicia en que los doctores sigan trabajando en centros privados mientras están en huelga en sus puestos en el sector público".

El Ejecutivo había especificado que la oferta del aumento del 50 por ciento de los salarios estaba condicionada a que los médicos volvieran a sus puestos de trabajo.

Por su parte, los médicos habían afirmado que volverían a sus puestos de trabajo únicamente después de que se firmara el acuerdo con el Gobierno.

La huelga, en la que participaron miles de médicos y enfermeros, arrancó el 5 de diciembre y ha provocado el cierre de numerosos hospitales públicos del país. Siete sindicalistas fueron condenados por desacato a un mes de cárcel.

Los participantes en la huelga, unos 5.000 médicos, denuncian que firmaron un nuevo convenio colectivo con el Gobierno en 2013, por el cual recibirían un aumento salarial de entre el 150 y el 180 por ciento, pero nunca fue puesto en marcha.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies