Kenia dice que no cumplirá con el plazo de cerrar Dadaab a finales de noviembre

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Kenia dice que no cumplirá con el plazo de cerrar Dadaab a finales de noviembre

Campamento de refugiados de Dadaab, en Kenia
THOMAS MUKOYA/REUTERS
Publicado 14/11/2016 16:39:31CET

NAIROBI, 14 Nov. (Reuters/EP) -

Kenia no cumplirá con su plazo de cerrar el campo de refugiados de Dadaab para finales de noviembre porque Somalia aún no puede garantizar los servicios sociales básicos para quienes retornan, ha anunciado este lunes un portavoz del Ministerio del Interior keniano.

"Sobre la cuestión del plazo, definitivamente no cumpliremos ese plazo", ha señalado el portavoz, Mwenda Njoka, en declaraciones a Reuters, en la primera admisión pública de que el cierre no se producirá en la fecha prevista.

Los expertos llevan tiempo advirtiendo de que el plan de Kenia de cerrar Dadaab, donde llegaron a vivir medio millón de refugiados, principalmente somalíes, en su momento álgido, para esa fecha no era factible.

Njoka ha señalado que Dadaab, el mayor campo de refugiados del mundo, actualmente acoge a unas 250.000 personas. De acuerdo con datos de la ONU, a principios de año residían en él unas 350.000 personas.

Los expertos han advertido de que muchos somalíes que han huido del conflicto no regresarán voluntariamente hasta que mejore la seguridad y haya más servicios básicos, como escuelas y clínicas.

"Seguimos hablando con el Gobierno de Somalia, el gobierno de Jubbalandia, con vistas a ver cómo podemos ser capaces de seguir el proceso y, esperemos, que más rápido", ha confiado. Jubbalandia es una región fronteriza con Kenia.

El Gobierno keniano había expresado su determinación a cerrar el campo, donde algunos residentes llevan 25 años y otros han nacido en él, debido a la amenaza que supone para su seguridad, después de varios ataques islamistas obra de Al Shabaab en su territorio.

"Nos duele cuando la gente dice que estamos obligando a marcharse a estas personas", ha sostenido Njoka, subrayando que entre mayo y octubre más de 30.000 se trasladaron voluntariamente. "Si de verdad les estuviéramos coaccionando, ¿por qué seguiría habiendo unas 250.000 personas todavía allí? ¿No les habríamos repatriado ya a todos?", ha subrayado.

ACNUR y los gobiernos de Kenia y Somalia firmaron un acuerdo sobre la repatriación voluntaria en 2013, con vistas a cerrar el campo. El llamado acuerdo tripartito expira este mes y Njoka ha indicado que tendrá que negociarse un nuevo acuerdo.

Mientras que algunas zonas de Somalia ya son seguras para el retorno de los refugiados, carecen de infraestructura, especialmente en zonas como Jubbalandia, "lo cual ha ralentizado el proceso", ha destacado el portavoz.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies