Gobierno y oposición se acusan mutuamente de los ataques étnicos contra kikuyus y luos

Actualizado 02/01/2008 14:14:12 CET

NAIROBI, 2 Ene. (EP/Reuters) -

El Gobierno de Kenia denunció hoy que los asesinatos de miembros de la tribu Kikuyu (a la que pertenece el presidente Mwai Kibaki) en el Valle del Rift son actos de "genocidio" que habían sido financiados y planificados por los dirigentes del partido del opositor Raila Odinga antes de las elecciones del pasado jueves.

"Está quedando claro que estos actos de genocidio y de limpieza étnica fueron debidamente planificados, financiados y ensayados por los dirigentes (del Movimiento Democrático Naranja) antes de las elecciones generales", se lee en un comunicado redactado por el ministro de Tierras, Kivutha Kibwana, en nombre del resto del Gobierno.

Los partidarios de Odinga, pertenecientes sobre todo a la tribu Luo, han presentado cargos similares contra Kibaki, cuyos kikuyus dominan la vida política y económica de este país, el más desarrollado del este de África.

La Comisión Keniana de Derechos Humanos y la Federación Internacional de Derechos Humanos han acusado a las fuerzas de seguridad de haber llevado a cabo una "sangrienta represión" contra los manifestantes de la oposición. "En respuesta, algunos manifestantes son responsables del asesinatos de kikuyus", añadieron ambas organizaciones.

En una aparente reacción en cadena, hoy se incrementaron los casos de asesinatos en venganza por parte de milicianos kikuyus contra miembros de las tribus partidarias de la oposición.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies