Kenia nombra a Philip Kameru como nuevo jefe de Inteligencia

Actualizado 05/07/2015 6:45:14 CET

NAIROBI, 11 Sep. (Reuters/EP) -

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, ha nombrado este jueves al nuevo jefe de Inteligencia, Philip Kameru, que tendrá que hacer frente a la creciente amenza de la milicia somalí Al Shabaab, que ha iniciado una ola de ataques en represalia por los ataques con misiles que mataron a su líder, Ahmed Godane, la semana pasada.

Kenyatta ha explicado que ha elegido a Kameru por su éxito para coordinar a la Inteligencia en Somalia. Las tropas keniatas lanzaron una ofensiva contra los islamistas somalíes en octubre de 2011, a los que responsabilizaban de los altercados en Kenia. Los soldados son ahora parte de las fuerzas de paz africanas dirigidas por Naciones Unidas en Somalia.

En un comunicado difundido por la Presidencia este jueves, Kenyatta ha informado de que el nuevo jefe de seguridad trabajará de manera efectiva junto con otros altos cargos del Gobierno. El nombramiento de Kameru ha coincidido con el incremento de la seguridad de las fronteras en Kenia.

"Hemos fortalecido la seguridad en todos nuestros puntos fronterizos y cualquier extranjero que visite el país será propiamente controlado antes de que se le permita la entrada", ha dicho la portavoz de la Policía.

La designación del general mayor Philip Kameru como nuevo director del Servicio Nacional de Inteligencia se produce cerca de un año después de que los hombres de Al Shabaab mataran a 67 personas en un ataque en un centro comercial de Nairobi.

Los responsables de seguridad de Kenia fueron duramente criticados por la sociedad por su fracaso en la prevención del asedio al centro comercial Westgate, que se prolongó durante cuatro días. El entonces jefe de Inteligencia, el general mayor Michael Gichangi, ya retirado, presentó su dimisión en agosto por las presiones ante un aumento de los ataques de Al Shabaab.

Desde el asedio al Westgate, Al Shabaab ha cometido varios ataques con pistolas y granadas en Kenia, en concreto en Nairoibi y en la costa. Godane, que se atribuyó la autoría de los ataques del Westgate, aseguró que el grupo debía vengarse por la presencia de Kenia y de Occidente en Somalia. Tras su muerte, su puesto ha sido ocupado por Ahmad Umar.

Los analistas sostienen que la deficiente coordinación de las agencias de seguridad e Inteligencia de Kenia, que han recibido apoyo y entrenamiento de Estados Unidos, Reino Unido, Israel y otros países, han entorpecido su avance.