Kerry confía en que las negociaciones con Irán se reanuden "en los próximos días"

Actualizado 17/12/2013 22:41:30 CET

TEL AVIV, 13 Dic. (Reuters/EP) -

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha reconocido que las discusiones técnicas que han mantenido en Viena las potencias del 5+1 e Irán han sido "duras" y, tras su paralización temporal, confía en que ambas partes reanuden el diálogo "en los próximos días".

Irán y los países del 5+1 --Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania-- han suspendido este viernes las negociones para la aplicación del acuerdo preliminar alcanzado el 24 de noviembre porque ambas partes necesitan "más trabajo".

"Ha sido duro en Viena. Estamos haciendo avances pero estamos en un momento en el que los negociadores tienen que hacer consultas y tomarse un tiempo", ha explicado Kerry durante una visita a Israel.

Pese a la paralización, "esperamos que las conversaciones continuarán en los próximos días y se procederá a la plena implantación del plan" de noviembre, ha añadido.

En virtud del acuerdo, Irán se ha comprometido a detener el enriquecimiento de uranio por encima del 5 por ciento y a desmantelar las conexiones técnicas necesarias para enriquecer uranio por encima de este porcentaje, así como a neutralizar su almacén de uranio enriquecido cerca del 20 por ciento, diluirlo hasta por debajo del 5 por ciento o convertirlo a una forma no apta para el mayor enriquecimiento.

Asimismo, Teherán se ha comprometido a detener el avance de su capacidad de enriquecimiento de uranio, comprometiéndose a no instalar nuevas centrifugadoras de ningún tipo, a dejar inoperativa la mitad de las centrifugadoras en la central nuclear de Natanz y tres cuartas partes de las instaladas en Fordow y a detener cualquier tipo de actividad en el reactor de agua pesada en Arak. Teherán también se compromete a dar acceso a los inspectores de la AIEA.

Irán ha obtenido por su parte el reconocimiento a su derecho a enriquecer uranio para fines pacíficos, la suspensión de "ciertas sanciones" referentes al oro y a los metales preciosos, al sector automovilístico y a las exportaciones petroquímicas y se permitirá que mantenga el nivel de venta de petróleo en el nivel actual y obtener ciertos ingresos de venta. Tampoco se impondrán nuevas sanciones contra Irán por su programa nuclear en los próximos seis meses si Teherán cumple con sus compromisos.

El acuerdo preliminar tendría una duración de seis meses, prorrogables si ambas partes lo deciden, con el objetivo de dar tiempo a firmar un acuerdo definitivo sobre el programa nuclear iraní, en un plazo no superior al año desde que se comience a aplicar el acuerdo preliminar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies