Kerry visitará Turquía este viernes para conseguir su apoyo en la lucha contra el Estado Islámico

Actualizado 05/07/2015 6:42:00 CET

ANKARA, 11 Sep. (Reuters/EP) -

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, visitará Turquía este viernes como parte de su gira por Oriente Próximo para recabar apoyos para frenar al Estado Islámico, según ha confirmado en un comunicado el Ministerio de Exteriores de Turquía.

Kerry se reunirá con su homólogo turco, Mevlut Cavusoglu, con el primer ministro, Ahmet Davutoglu, y con el presidente, Recip Tayyip Erdogan, durante su visita de dos días a Ankara, según la nota del Ministerio. "En estos encuentros, nuestra agenda conjunta abordará asuntos bilaterales, regionales y locales, así como las oportunidades para el futuro desarrollo de nuestras relaciones y la elaboración de la cooperación", añade el comunicado.

Turquía es considerada un aliado crucial, pero reacio, en la lucha contra el Estado Islámico, que ya controla amplios territorios en el norte de Irak y en Siria. Además, el país euroasiático es miembro de la OTAN y mantiene relaciones estratégicas y cercanas con Estados Unidos. Sin embargo, las autoridades turcas han expresado sus preocupaciones por el papel del país en los esfuerzos por frenar al Estado Islámico.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, que también ha visitado Ankara esta semana, ha asegurado que Turquía juega un papel en la lucha contra el Estado Islámico, pero que respetarán las "limitaciones" del país. "Quieren desempeñar papeles, papeles específicos", dijo Hagel. "Los jugarán, serán articulados por el Gobierno turco, no por mí, cuando se tome la decisión", añadió.

Cerca de 46 turcos, incluido un diplomático, han sido secuestrados por los milicianos desde junio, cuando el Estado Islámico se hizo con el consulado turco en Mosul. Erdogan ha advertido del riesgo que suponen las acciones para liberarlos.

Este miércoles, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha anunciado que ampliará los bombardeos contra los objetivos del Estado Islámico en Irak y los ha autorizado en Siria por primera vez. También ha confirmado que Estados Unidos trabajará con los aliados regionales para hacer frente a las amenazas.