Llega a Bishkek el primer avión del CICR con una tonelada de ayuda para la población kirguisa

Actualizado 10/04/2010 15:26:21 CET

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El primer avión fletado por el Comité Internacional de la Cruz Roja ha llegado hoy a Kirguistán con más de una tonelada de suministros médicos para atender a los heridos durante las protestas de esta semana, así como con material para los depósitos de cadáveres en la capital kirguisa, Bishkek, según informó hoy el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

El vuelo salió esta mañana de Peshawar (Pakistán) y aterrizó en Bishkek alrededor de las 4 de la tarde, hora local. El avión transportaba, entre otras cosas, un botiquín para atender a unos 50 heridos por arma, apósitos, vacunas y bolsas para transportar cadáveres.

"Nuestro primer vuelo con ayuda humanitaria desde que se produjeron los incidentes del pasado miércoles viene a completar la ayuda que prestan los centros médicos locales con nuestro apoyo para atender las necesidades detectadas", explicó Claudia Azzolini, jefa de la misión del CICR en Kirguistán. "Este suministro nos permitirá cubrir las necesidades restantes".

El CICR ha prestado su apoyo a las autoridades médicas kirguisas desde el estallido de los disturbios en Bishkek, que ocasionaron la primera oleada de heridos. Al menos 78 personas fallecieron y cientos resultaron heridas durante las protestas en Kirguistán el pasado miércoles a causa los disparos de las fuerzas de seguridad efectuados sobre los manifestantes contra el Gobierno del presidente Kurmanbek Bakiyev.

La organización ha distribuido medicamentos, bolsas de sangre y otros suministros médicos a los hospitales locales y, junto con la Media Luna Roja de Kirguistán, al principal centro de transfusión de sangre de la capital, lo que les permitirá atender a más de 500 heridos. El viernes 9 de abril, un equipo del CICR, al que acompañaba un especialista médico, viajó a Talas, en el norte del país, para entregar la ayuda y evaluar la situación.

Actualmente, el CICR cuenta con 35 colaboradores en Kirguistán, repartidos entre la capital y la ciudad de Osh, situada al suroeste del país. En los próximos días, se espera la llegada de más personal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies