Ban urge a serbios y albano-kosovares a implicarse en las "perspectivas generales" del estatuto final de Kosovo

Actualizado 19/03/2007 21:20:33 CET

NUEVA YORK, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, urgió hoy a las partes en disputa en la provincia serbia de Kosovo, serbios y albano-kosovares, a implicarse en las "perspectivas concretas" relativas al estatuto final para Kosovo y sobre el que las partes disciernen.

"Hace ya ahora cerca de ocho años que dura la Misión Interina de Administración de las Naciones Unidas, y Kosovo como su población necesitan tener una visión clara de su futuro", incidió el secretario de la ONU en su último informe periódico sobre la Misión de la ONU en Kosovo (MINUK) y remitido esta mañana al Consejo de Seguridad de la ONU.

En este sentido, explicó que "la aplicación de las normas", así como "la consolidación duradera" de las mismas, destacó, "pasan por la persecución de las hijuelas (salientes) respecto al estatuto futuro y por las perspectivas concretas que conciernen a este estatuto".

El informe, que hace referencia tanto a las actividades del MINUK como a la evolución de los acontecimientos en Kosovo desde el 1 de noviembre de 2006 al 19 de febrero de 2007, hizo hincapié en "las consultas" mantenidas entre el enviado especial de la ONU para Kosovo, el ex presidente finlandés Martti Ahtisaari, y artífice del borrador del marco estatutario para la provincia con las delegaciones de Belgrado y de Pristina, así como con los destacados actores internacionales para evaluar "los elementos de una proposición de reglamento global que concernía al estatuto futuro de Kosovo".

Asimismo, Ban destacó que "la proposición de reglamento ha sido recibida por norma general por los dirigentes albaneses de Kosovo y por la población", si bien se hace eco de "las presiones cada vez más importantes por parte de elementos radicales sobre (la acción de) el equipo de negociación", los cuales, subrayó "criticaron cada vez más al equipo su participación en el proceso", sobre todo tras el aplazamiento en la presentación del borrador de estatuto que concedió Ahtisaari para que no influyera en el resultado electoral de las elecciones legislativas serbias.

"La evolución de la situación política en el seno de un cierto número de partidos políticos de Kosovo ha estado en el origen de las presiones sobre la unidad del equipo de negociación (de la ONU)", explicó el secretario en su informe.

Asimismo, el mandatario de la ONU criticó que "los serbios de Kosovo han continuado a participar con cuentagotas con las instituciones políticas". "Activamente desanimados por las autoridades de Belgrado, los serbios miembro de Kosovo de la Asamblea y del Gobierno no han ocupado su escaño y el sólo ministro serbio de Kosovo del Gobierno, a saber el Ministro de las Comunidades y del Retorno, ha sido forzado a dimitir el 27 de noviembre siguiendo la recomendación del Primer ministro", lamenta el informe.

Respecto a la seguridad pública en Kosovo, Ban destacó que "a excepción de la manifestación violenta del 10 de febrero organizada por el movimiento 'Vetevendosje' y de una explosión el 19 de febrero en el centro de Pri Tina que dañó tres vehículos de las Naciones Unidas, la situación fue en términos generales tranquila".

Asimismo, el secretario general indicó que el número de incidentes en relación a iglesias ortodoxas serbias se ha elevado relativamente poco en el transcurso de dicho periodo analizado, y que en su mayoría estos incidentes contra edificios religiosos responden a robos y hurtos en su mayoría. "Esta reducción fuerte del número de incidentes se explica por un aumento de las patrullas de la policía en las inmediaciones del patrimonio cultural ortodoxo serbio", concluye el informe.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies