El Consejo de Seguridad debate la situación de Kosovo, tras la reciente visita de una delegación de la ONU

Actualizado 11/05/2007 0:30:20 CET

NUEVA YORK, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Seguridad de la ONU celebró hoy una sesión abierta para abordar la situación en la todavía provincia serbia de Kosovo, aunque administrada por Naciones Unidas desde 1999, además de para analizar el informe elaborado por una delegación de la ONU tras su reciente visita a la región.

Por su parte, el informe señala que la situación en ese territorio está en "calma, pero tensa" y lamenta la "gran separación" existente entre las comunidades serbia y albano-kosovar en relación al futuro estatuto para la provincia que cada parte desea.

Dicha separación fue constatada por el líder de la delegación de la ONU que visitó Serbia y Kosovo, el embajador belga Johan Verbeke, quien confirmó que las posiciones de las partes sobre el futuro marco estatutario para Kosovo "son completamente opuestas".

"Las autoridades de Belgrado, así como los serbio-kosovares que se expresaron sobre este tema, rechazan firmemente la independencia de Kosovo (y) en particular la propuesta presentada por el representante especial de la ONU, Martti Ahtisaari", incidió el embajador.

Por este motivo, explicó que las autoridades serbias "piden negociaciones adicionales que conduzcan a una solución sustentada en una autonomía sustancial" para Kosovo, sin llegar a la independencia tutelada por la comunidad internacional que propuso el ex presidente finlandés.

Sin embargo, la comunidad albano-kosovar confía en que el Consejo de Seguridad apruebe su independencia y apoyan el plan de Ahtisaari, constató el jefe de la delegación y desde esta perspectiva los albano-kosovares sostienen que no hay necesidad de continuar las negociaciones con la parte serbia.

"Pese a la división", agregó el diplomático belga, "todos coinciden en que la situación actual no es sostenible", por lo que Verbeke se mostró confiado en que "el Consejo de Seguridad asuma su responsabilidad y tome una decisión informada sobre el tema".

EL CONSEJO, TAMBIÉN DIVIDIDO

Por otra parte, el propio Consejo de Seguridad se muestra también dividido en la cuestión por las posturas enfrentadas de Estados Unidos --partidario de aprobar la independencia--, la UE --que desea evitar una declaración de independencia unilateral por parte del Consejo-- y Rusia --con derecho de veto en el Consejo de Seguridad, igual que EEUU y que considera que con las partes serbia y albano-kosovar enfrentadas es imposible avanzar, por lo que Moscú también reclama más negociaciones--.

No obstante, el embajador estadounidense ante la ONU, Zalmay Khalizad, aseguró que existe una mayoría de estados miembro del Consejo de Seguridad que apuestan por adoptar el plan de Ahtisaari, y a pesar de reconocer que una declaración unilateral de la independencia de Kosovo es "una elección difícil", criticó que "si la Federación Rusa ha exprimido su punto de vista de forma clara, aún no se ha pronunciado sobre la posibilidad de vetar" por su parte dicho plan.

En respuesta, el embajador ruso ante el organismo internacional, Vitaly Churkin, estimó necesario "antes de tomar una decisión sobre las proposiciones de Martti Ahtisaari", determinar, dijo, "si las normas para Kosovo puestas en marcha" son aceptadas por las partes y en caso en que no lo estén, insistió, "será necesario impulsar (más) negociaciones".

Preguntado por un posible veto de Rusia al plan, Churkin se limitó a subrayar que "se trata de una cuestión muy importante a nivel internacional", incidiendo en que "es la primera vez que se propone a una región autónoma acceder a la independencia".

No obstante, aseguró que Moscú acepta "la transferencia de las responsabilidades de la ONU a la Unión Europea" en Kosovo, así como "ciertos elementos del plan de Ahtisaari".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies