EEUU rechaza la petición de Rusia de sustituir al enviado especial de la ONU para Kosovo

Actualizado 19/03/2007 21:47:15 CET

WASHINGTON, 19 Mar. (EP/AP) -

Estados Unidos, a través de su portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, rechazó hoy la petición de Moscú de sustituir al enviado especial de la ONU para Kosovo --provincia serbia de mayoría albanesa administrada por la ONU desde 1999--, el ex presidente finlandés Martti Ahtisaari, artífice del estatuto final para la región que debe evaluar ahora el Consejo de Seguridad de la ONU.

McCormack reiteró que Estados Unidos continúa apoyando el plan de Ahtisaari para la provincia serbia y pide celeridad para impulsar una resolución que ratifique el marco estatutario de Kosovo, a pesar de las reticencias de Serbia. "Creemos que el señor Ahtisaari está haciendo un buen trabajo sobre una cuestión muy complicada", aseguró el portavoz, por lo que consideró que "ya es hora de aportar una solución viable a la cuestión de Kosovo".

Estas declaraciones se producen después de que ayer el jefe de la misión rusa ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Igor Ivanov, apuntara la necesidad de relevar a Ahtisaari en su cargo por el rechazo de Serbia a su proyecto de borrador de estatuto.

"Si no hay acuerdo, y hasta la fecha según entendemos no lo hay, eso significa que es necesario continuar con las negociaciones y nombrar un nuevo representante especial", aseguró Ivanov, citado por la agencia rusa 'Interfax', cuyo país tiene derecho de veto en el Consejo de Seguridad que, previsiblemente, examinará la propuesta del finlandés a finales de este mes.

El borrador sin mencionar la palabra independencia, otorgaba una amplia autogestión de facto a la provincia serbia bajo tutela internacional, a la que además concede todos los atributos propios de un Estado, incluidas Constitución, bandera e himno nacionales, al tiempo que otorga una mayor capacidad de autogestión a los municipios del norte de Kosovo, donde se concentra la mayor parte de la población serbia de la provincia. Asimismo, el proyecto de Ahtisaari condecía a Kosovo el derecho de tener representación en los organismos internacionales, a los que podría incorporarse.

Mientras que el primer ministro de Kosovo, Agim Ceku, esperaba que Ahtisaari recomendara la independencia del territorio al entregar su propuesta para el estatus futuro de la provincia al Consejo, el presidente serbio, Boris Tadic, ha dejado bien claro que Belgrado nunca aceptará un borrador de estatuto que aliente una independencia tutelada por la comunidad internacional para Kosovo, al insistir en que "cualquier tipo de independencia de Kosovo es inaceptable para Serbia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies