La ONU pide a Kosovo que comience a preparar elecciones aún sin acuerdo sobre su estatus político

Actualizado 16/08/2007 22:52:25 CET

PRISTINA, 16 Ago. (EP/AP) -

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió hoy que Kosovo comience a preparar las elecciones a la Asamblea y los comicios municipales a pesar de que no haya todavía un acuerdo entre albano-kosovares y serbios sobre el eventual estatus político de la provincia.

"Es importante que las elecciones no intervengan en la resolución final sobre el estatus", dijo el representante de la ONU en Kosovo, Steven Schook, a través de un comunicado. "Estaremos analizando de cerca el proceso de la negociación en los próximos meses", agregó y señaló que los partidos deben registrar a sus candidatos tanto para los comicios a la Asamblea como para las elecciones municipales.

La tercera elección de la Asamblea multiétnica, con 120 escaños, desde el final de la guerra en 1999, debe celebrarse antes de noviembre de este año. Aunque la fecha exacta de las elecciones no se ha determinado, se prevé que el enviado especial para Kosovo de la ONU, Joachim Ruecker, la establezca durante la primera semana de septiembre.

Aunque Naciones Unidas ya transfirió la mayoría de los poderes a instituciones locales, aún mantiene la autoridad general sobre la toma de decisiones en Kosovo. Los parlamentarios kosovares, que eligen al presidente y al primer ministro, están a cargo de temas como Salud y Educación, y administran un presupuesto de unos 800 millones de dólares. Por otra parte, las fuerzas de mantenimiento de la paz encabezadas por la OTAN están a cargo de vigilar las fronteras de la provincia.

El año pasado, la ONU pospuso las elecciones municipales en el plazo de un año al temer que las campañas electorales dificultaran las conversaciones sobre el futuro de Kosovo, que se han alargado por la falta de acuerdo entra las partes.

Albano-kosovares y serbios se comprometieron en un nuevo esfuerzo por alcanzar un acuerdo sobre el futuro de la provincia, el segundo intento en dos años, con la ayuda de un grupo de enviados internacionales de Estados Unidos, Unión Europea y Rusia. La mayoría albanesa de Kosovo insiste en obtener la independencia plena de Serbia, mientras que Belgrado quiere mantener la región, al menos formalmente, dentro de sus fronteras. Las esperanzas de llegar a un acuerdo son pocas, debido a que ambas partes han dicho que no cambiarán sus demandas.

Las negociaciones se reiniciaron a principios de agosto, después de que Rusia amenazara con bloquear el plan, negociado por Naciones Unidas, para otorgar la independencia a Kosovo bajo la supervisión de la comunidad internacional. La próxima ronda de negociaciones con los enviados internacionales comenzará el 30 de agosto en Viena, y los diplomáticos deben presentar un informe sobre la marcha de las negociaciones al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, antes del 10 de diciembre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies