Serbia agradece a España su "postura equilibrada" sobre Kosovo y espera que la mantenga en el futuro

Actualizado 30/11/2007 17:14:15 CET

Advierte de que si finalmente Kosovo se independiza y consigue respaldo sería un "precedente" que otros podrían emular

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ministro serbio de Asuntos Exteriores, Vuk Jeremic, agradeció hoy a España su "postura equilibrada" respecto al futuro estatus de Kosovo, y expresó su deseo de que el Gobierno español "la mantenga en el futuro". Asimismo, advirtió de que si la provincia serbia declara unilateralmente su independencia y consigue el respaldo de algún país sentaría un "precedente" que "podría ser usado en otras partes del mundo".

"España ha mantenido una posición consecuente, justa, basada en el derecho internacional y en los principios de la preservación de la integridad territorial de Serbia, un país reconocido internacionalmente", explicó Jeremic en una entrevista concedida a Europa Press. "Apreciamos esta postura y esperamos que el Gobierno español la mantenga en el futuro".

Para el ministro serbio, "hay pocos países en el mundo que entiendan mejor que España los peligros de un secesionismo étnicamente motivado". Por ello, insistió, "confiamos en que el Gobierno español mantenga esta postura y que la voz de España se siga oyendo y siga siendo alta dentro de la Unión Europea"..

Por otra parte, subrayó que "si Kosovo decide declarar unilateralmente la independencia desafiando la Constitución serbia y el orden internacional y alguien decide apoyar este tipo de conducta, entonces será la primera vez que se produce algo así en el mundo después de la Segunda Guerra Mundial".

CREAR PRECEDENTE

"Cuando algo ocurre por primera vez el otro modo de llamarlo es precedente, y una vez que se establece un precedente puede ser utilizado por otros pueblos en otras partes del mundo", incidió Jeremic, si bien no quiso entrar a comparar el caso de Kosovo con el País Vasco.

Lo que sí explicó es que Serbia a la hora de proponer el plan de autonomía para Kosovo ha analizado el modelo de autonomía de varias regiones del mundo como Hong Kong, País Vasco o Cataluña y que ofrece a Kosovo es "una autonomía mucho más amplia".

Según Jeremic, todas esas regiones autónomas tienen un punto en común, un mismo "techo soberano". En este sentido, dijo que Serbia está "dispuesta" a debatir con Kosovo para ver cómo pueden "construir" juntos "ese techo", pero, avisó, "no puede ser que no haya un techo". Ahondando en esta idea, precisó que lo que Belgrado, como "centro central de poder", y Prístina, como "centro local de poder", tienen que ver es cuál será "la división del cien por cien de las competencias". "Nosotros estamos dispuestos a mantener el 4 o el 5%", aseguró.

Estas competencias afectarían principalmente a las cuestiones de Defensa y Asuntos Exteriores, admitió, pero explicó que Belgrado está "dispuesto a ir un paso más allá". Así, dijo, "hemos ofrecido la desmilitarización de Kosovo y que no haya tropas serbias, sólo internacionales".

En cuanto a la política exterior, reconoció que Serbia no se plantea "considerar un escaño separado en la ONU, pero sí discutir algún tipo de representación internacional para ellos". Esto pasaría, precisó, por "una representación independiente en las instituciones financieras internacionales y la participación independiente en organizaciones deportivas internacionales".

"Estamos interesados en mantener el 4 o el 5% pero no hemos dicho la última palabra, estamos abiertos al debate pero no puede ser cero", insistió.

PAPEL DE LA TROIKA

Por otra parte, aseguró "no tener quejas sustantivas" respecto a la labor de mediación que ha estado realizando la 'troika' -Estados Unidos, Unión Europea y Rusia--.. "Intentan trabajar juntos y ser lo más homogéneos posible", resaltó. Ayer, en su intervención en la conferencia ministerial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) había denunciado que el proceso negociador de la troika se había "convertido últimamente en un diálogo que ha reforzado las diferencias entre Belgrado y Prístina en lugar de servir como foro para superarlas".

Hoy, no obstante, sí se mostró algo más crítico con Estados Unidos, cuya postura, dijo, "podría haber sido más útil", dijo. Según Jeremic, el hecho de que algunos altos responsables norteamericanos hayan dicho que apoyarían la independencia de Kosovo si no había un acuerdo antes del 10 de diciembre, ha hecho que los representantes kosovares no acudan "motivados" a las negociaciones.

En cuanto a Rusia, calificó su postura de "consecuente", mientras que sobre la UE manifestó no estar "seguro de que haya llegado a una posición común". "Personalmente, no tengo la impresión de que el debate interno en la UE haya terminado y todavía tiene que haber más debate", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies