El Kremlin asegura que Merkel y Putin coinciden en "no politizar" la construcción del Nord Stream 2

Vladimir Putin
REUTERS / POOL NEW
Publicado 19/08/2018 3:36:42CET

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

El portavoz presidencial ruso, Dimitri Peskov, ha asegurado este domingo que tanto el presidente ruso, Vladimir Putin, como la canciller alemana, Angela Merkel, han coincidido durante su reunión bilateral celebrada este sábado en Alemania que el proyecto del gaseoducto Nord Stream 2 "no se debe politizar".

"Han hablado sobre los grandes proyectos como el Nord Stream 2, subrayaron el carácter únicamente comercial y la ventaja competitiva de este proyecto; Putin y Merkel coincidieron en que no sería correcto politizar este proyecto", ha afirmado Peskov ante la prensa.

De acuerdo con el representante del Kremlin, los dos líderes consideran que "el proyecto es necesario y debe llevarse a cabo". Peskov ha agregado que Putin y Merkel también han debatido "las perspectivas de continuar el tránsito de gas a través del territorio de Ucrania".

El mandatario ruso y su homóloga alemana se han reunido este sábado en el palacio de Meseberg, ubicado en el estado federado de Brandeburgo y utilizado por el Gobierno alemán como lugar de recepción de visitas oficiales.

Las negociaciones entre ambos líderes duraron alrededor de tres horas.

El proyecto Nord Stream 2, impulsado por una alianza de empresas de Rusia, Alemania, Austria, Francia y Países Bajos, prevé el tendido de dos tuberías por el fondo del mar Báltico para transportar 55.000 millones de metros cúbicos anuales de gas.

El proyecto fue diseñado para diversificar las rutas del suministro de combustible a Europa y fomentar la seguridad energética. El gaseoducto pasará por las zonas económicas de Alemania, Finlandia, Rusia, Suecia y Dinamarca.

De estos países solo Dinamarca no ha dado por ahora su visto bueno para construir el gasoducto.

La semana pasada, la compañía encargada de gestionar el Nord Stream 2 comunicó haber solicitado una nueva ruta para la construcción del gasoducto en el territorio de Dinamarca, pero confía en que las autoridades danesas aprueben la ruta inicial. La ruta alternativa, de 175 kilómetros de largo, pasaría al noroeste de la isla danesa de Bornholm, ubicada en el mar Báltico