El Kremlin insiste en que Rusia "no tiene nada que ver" con el ataque del exespía y rechaza el ultimátum

Cordón policial tras el ataque contra el exespía Sergei Skripal
REUTERS / HENRY NICHOLLS
Actualizado 14/03/2018 12:52:18 CET

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Rusia no responderá al ultimátum de Reino Unido hasta que reciba muestras de la sustancia química 

El Kremlin ha insistido este miércoles en que "Moscú no tiene nada que ver" con el ataque con gas nervioso perpetrado en Reino Unido contra el exespía Sergei Skripal y su hija y ha rechazado el "ultimátum" dado por la primera ministra británica, Theresa May, que ve "muy probable" la implicación de Rusia.

"Moscú no tiene nada que ver con el incidente que tuvo lugar en Reino Unido y rechaza rotundamente las acusaciones que no tienen fundamento, ni prueba", ha subrayado el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov, en declaraciones a los periodistas, informa la agencia Sputnik.

En este sentido, Peskov ha afirmado que Moscú "no acepta el lenguaje de ultimátum" dado por May y, en cambio, ha ofrecido la "colaboración" de las autoridades rusas para esclarecer lo ocurrido. "Por desgracia, no vemos disposición recíproca por parte de los británicos", ha lamentado.

May estudia posibles medidas contra Rusia en caso de que se confirme su implicación en la trama. A raíz de que varios políticos británicos reclamaran la imposición de sanciones contra la cadena RT, considerada un altavoz del Kremlin, el Gobierno ruso ha amenazado con tomar también medidas.

"Cualquier medida ilegal contra los medios rusos en Reino Unido tendrá una respuesta simétrica", ha dicho Peskov. La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, apuntó el martes la posibilidad de retirar la acreditación a los periodistas británicos.

El ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, ha instado de nuevo este miércoles al Gobierno de May a respetar la Convención para la Prohibición de las Armas Químicas, que contemplaría consultas "obligatorias" en incidentes como este. Una vez presentada la "solicitud oficial", Moscú tendría un plazo de diez días para dar una "respuesta" a las dudas de Londres.

Lavrov, al igual que han hecho estos últimos días otros dirigentes rusos, ha vinculado las acusaciones con un interés de parte de la comunidad internacional por desacreditar a Rusia. "Los motivos (para matar a Skripal) solo existen en la mente de quienes les gustaría seguir con la campaña rusófoba en todas las esferas de la actividad humana, sin excepción", ha apostillado.

En un intento por implicarse directamente en el caso, la Embajada de Rusia en Londres solicitará acceso consular para poder reunirse con la hija de Skripal, que también se encuentra en estado crítico por los efectos del gas nervioso supuestamente dirigido contra su padre, según fuentes citadas por la agencia Interfax.

QUEJAS DE REINO UNIDO

Las quejas de Reino Unido han llegado este miércoles al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, donde el embajador Julian Braithwaite ha asegurado que el uso de un agente nervioso contra el exespía representa una violación flagrante del Derecho Internacional.

"El Consejo y la Asamblea General de la ONU han denunciado los incumplimientos de Rusia con alarmante regularidad. Su comportamiento imprudente es un afrenta para todo lo que representa este organismo", ha añadido Braithwaite ante el foro de Ginebra, según la agencia Reuters.