Kuczynski inicia su defensa en el Congreso y advierte de que "lo que está en juego es la democracia" de Perú

Pedro Pablo Kuczynski
REUTERS / MARIANA BAZO
Publicado 21/12/2017 16:49:02CET

LIMA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, ha comparecido este jueves ante el Congreso para defenderse de la moción de censura lanzada en su contra por la mayoría opositora por sus supuestos tratos corruptos con la constructora brasileña Odebrecht y ha advertido de que lo que está en juego no es su cargo, sino "la democracia" del país.

Kuczynski ha comparecido ante el Congreso junto a sus dos vicepresidentes, Martín Vizcarra y Mercedes Araóz, y su abogado, Alberto Borea, para defenderse de las acusaciones formuladas por Odebrecht en la misma sede legislativa según las cuales empresas del actual mandatario se habrían beneficiado de sobornos cuando era ministro con Alejandro Toledo.

Odebrecht ha confesado que pagó miles de millones de dólares a funcionarios y políticos de toda América Latina como soborno para consiguió jugosos contratos públicos. La empresa aseguró la semana pasada que dio 4,8 millones de dólares a consultoras vinculadas a Kuczynski. Una de ellas, Westfield Capital, recibió más de 780.000 dólares entre 2004 y 2007, incluyendo 60.000 dólares en los años en los que Kuczynski fue ministro de Economía y primer ministro de Toledo.

Kuczynski ha abierto su alegato, de 40 minutos de duración, lamentando que tenga que "demostrar" su inocencia. "Al parecer, no cuenta con tal presunción", ha dicho alertando sobre el riesgo de que este proceso parlamentario concluya con un "golpe a la democracia".

"Mirándoles a los ojos digo: no soy corrupto y que no he mentido", ha afirmado. "Jamás he favorecido a ninguna empresa o persona durante mi gestión como ministro de Energía y Minas, ministro de Economía, gerente del Banco Central de Reserva o primer ministro. Y tampoco lo he hecho desde que soy Presidente", ha añadido.

Por eso, ha pedido a los diputados que "no apoyen una (petición de) vacancia (moral) sin sustento". "Lo que está en juego no es mi permanencia en el cargo, sino la democracia que tanto le costó a Perú", ha sostenido, recordando que el país andino "ya ha tenido demasiados episodios arbitrarios" que "el pueblo no olvida ni perdona".

En la misma línea, Borea ha tomado la palabra y ha implorado a los legisladores que no apoyen la moción de censura, que ha atribuido a una venganza de la oposición. "Es momento de cerrar heridas", ha dicho dirigiéndose a las fuerzas opositoras.

La moción de censura fue presentada el pasado 15 de diciembre con los auspicios del 'fujimorismo' y aprobado el mismo día con 93 votos a favor. Esta vez solo se requiere el apoyo de 87 diputados. Sin embargo, Kuczynski se ha declarado "optimista": "El Congreso no me va a destituir. No tienen los 87 votos".