El Kurdistán iraquí tilda de "inconstitucional" la redacción de los presupuestos de Irak sin su participación

Contador
Publicado 06/11/2017 5:12:05CET

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El gobierno del Kurdistán iraquí ha tildado este domingo de "inconstitucional" la redacción de los presupuestos generales de Irak para 2018 sin la participación de la región semiautónoma, denunciando además la reducción de la atribución que le corresponde del presupuesto federal.

El gabinete de ministros de la región ha afirmado que la reducción de su atribución del 17 al 12,6 por ciento de los presupuestos "viola la sección 3 del artículo 121 de la Constitución", según ha informado la cadena de televisión kurda Rudaw.

La región semiautónoma ha denunciado múltiples veces que Bagdad no llegó siquiera a enviar la totalidad del citado 17 por ciento en el pasado, si bien es la primera vez que esta cifra es rebajada en los propios presupuestos.

Recientemente, el gobierno central ha indicado que podría empezar a tratar de forma individual con las provincias de la región, lo que ha sido igualmente denunciado por Erbil.

"El borrador de los presupuestos ha sido preparado sin respetar la ley federal, y la región del Kurdistán ha sido ignorada de forma deliberada", ha denunciado el gabinete de ministros, reclamando "su parte justa de los presupuestos".

La situación se enmarca en las tensiones entre ambas partes derivadas del referéndum de independencia celebrado el 25 de septiembre en el Kurdistán iraquí --que se saldó con una victoria del 'sí' por más del 90 por ciento--.

El Gobierno central insiste en su demanda de que el Kurdistán iraquí cancele los resultados de la consulta antes de iniciar un proceso de negociaciones, mientras que la región semiautónoma ha ofrecido detener sus operaciones militares y suspender los resultados de la votación a cambio de la apertura de un diálogo fundamentado en la Constitución del país.

La consulta popular, calificada de ilegal por Bagdad, también se llevó a cabo en áreas en disputa, entre ellas la provincia de Kirkuk, una zona que alberga grandes yacimientos de petróleo.

El 16 de octubre, el primer ministro de Irak, Haider al Abadi, lanzó una operación para recuperar la provincia controlada desde 2014 por los peshmerga. Las fuerzas federales tomaron ese día el control de Kirkuk y varias instalaciones estratégicas.

Los avances militares han seguido en estos últimos días, hasta el punto de que las fuerzas kurdas habrían renunciado ya a todas las áreas donde habían ganado influencia en estos últimos años. "Hemos retrocedido el reloj a 2014", afirmó a finales de octubre un comandante militar iraquí en declaraciones a la agencia británica de noticias Reuters.

El territorio que controlaban hasta ahora los peshmerga queda oficialmente fuera de los límites del Gobierno Regional del Kurdistán, aunque se trata de zonas en disputa cuyo futuro sigue sin resolverse, a pesar de que teóricamente la Constitución establece un plan para que decidan si quieren inclinarse por Erbil o por Bagdad.

La región del Kurdistán iraquí, en el norte del país, es autónoma e independiente 'de facto' desde la guerra de Irak de 1991 y cuenta con su propio ejército, los peshmerga. Es una de las cuatro regiones históricas del Kurdistán junto con la región kurdo-siria (Rojava), el sureste de Turquía y el noroeste de Irán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies