Los kurdos confirman que las conversaciones de paz con Turquía avanzan a pesar de los últimos altercados

Publicado 02/06/2014 19:29:07CET

ESTAMBUL, 2 Jun. (Reuters/EP) -

Las conversaciones de paz entre Turquía y los rebeldes kurdos están avanzando a pesar de los altercados en el sureste, según han confirmado ambas partes. Un buen resultado de estos encuentros podrían garantizar la victoria electoral del primer ministro Recep Tayyip Erdogan, que espera contar con el respaldo de la minoría kurda, una quinta parte de los habitantes del país.

Erdogan inició en 2012 las conversaciones de paz con el líder encarcelado del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Abdullá Ocalan, para poner fin a la insurgencia que dura ya tres décadas y que ha matado a 40.000 personas. En los últimos meses, el incremento de la actividad militar y las protestas en las calles han sembrado la duda sobre la resolución final de los acuerdos.

Ocalan, por su parte, ha asegurado a una delegación de políticos prokurdos que le visitaron en la prisión de la isla de Imrali este domingo que "el proceso se ha acercado a una nueva etapa". "Esta esperanza debe protegerse y desarrollarse", ha pedido Ocalan en un comunicado enviado por el Partido Democrático del Pueblo (HDP, según sus siglas en inglés).

Erdogan ha invertido un importante capital político en los esfuerzos de paz y para impulsar los derechos culturales y lingüísticos, en riesgo de alienar algunos de sus apoyos. Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea califican a PKK como grupo terrorista, mientras que Ocalan permanece ampliamente criticado entre los turcos.

Ocalan pidió un alto al fuego en marzo de 2013 que se ha mantenido, pero PKK paró una retirada rebelde hacia las bases en el norte de Irak el pasado verano, como queja por la lentitud de las negociaciones.

Sirri Sureyya Onder, 'número dos' de HDP y miembro de la delegación que visitó Imrali, ha manifestado que el Gobierno está mostrando su voluntad de dar legalidad a las conversaciones de paz y ha pasado de las conversaciones burocráticas a las discusiones entre las delegaciones políticas.

"Si el Gobierno se ha acercado a esto seriamente, muchos temas vistos como zonas problemáticas podrían desaparecer en un par de semanas", ha concluido Onder. El número dos de HDP también ha asegurado que las conversaciones con Ocalan cada vez son más frecuentes.

INTENTO DE SABOTAJE

Esta tendencia optimista en las conversaciones de paz sigue a un encuentro entre Erdogan y altos cargos el pasado día 19 de mayo para discutir sobre el proceso. El viceprimer ministro Besir Atalay las ha calificado como "cruciales".

"Se tomó una decisión para trabajar en una nueva hoja de ruta, más concreta y que avance más rápido hacia una conclusión", ha asegurado Atalay en una entrevista en Kanal 7 este domingo.

La noticia no ha sido bien recibida y desde entones se han reavivado las protestas, principalmente, en el sureste kurdo. Los manifestantes se han opuesto a la construcción de nuevas bases militares y durante toda la semana pasada bloquearon una autovía entre la localidad de Diyarbakir y la provincia de Bingol. Atalay ha descrito estos actos como sabotaje

El diario turco 'Milliyet' ha informado de que tres soldados que intentaban dispersar a los manifestantes que bloqueaban la carretera resultaron heridos este sábado por fuego miliciano procedente de las colinas cercanas. Por otro lado, las guerrillas kurdas mataron a tiros a un miembro de una milicia afín al Gobierno en el sur la semana pasada.

El Gobierno teme que los que están "incómodos con el proceso" puedan sabotearlo y Atalay ha asegurado que las fuerzas de seguridad intervendrán si es necesario. "Nosotros, como Gobierno, estamos mostrando nuestra determinación en el acuerdo del proceso y continuaremos así hasta el final. No hay desviación de nuestra voluntad", ha añadido.

El Partido prokurdo para la Paz y la Democracia (BDP, en inglés) ha vencido este domingo en las elecciones locales por delante del partido de Erdogan, AKP, en la provincia de Agri . Este acontecimiento podría ayudar a suavizar la tensión en la región y fomentar el sentimiento positivo hacia las conversaciones.

Sin embargo, este domingo ha quedado de relieve la incomodidad nacionalista en las conversaciones entre el Gobierno y el PKK cuando un grupo sin identificar atacó el stand del partido prokurdo en el que se estaban recogiendo firmas para la liberación de Ocalan.

Cuatro personas resultaron heridas en un tiroteo en Estambul, en el distrito de Gaziosmanpasa, según han confirmado algunos medios.

El PKK tomó las armas contra Turquía en 1984 con el objetivo de forjar un estado separado en el sureste para los kurdos del país. Estos han moderado sus peticiones y han buscado un incremento de los derechos políticos y culturales que se habían rechazado durante años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies