Los kurdos emergen como obstáculo de Erdogan para conseguir plenos poderes

Selahattin Demirtas, colíder del PDP (kurdo)
MURAD SEZER / REUTERS
Publicado 06/06/2015 16:01:42CET

El PDP amenaza a Erdogan con una línea pluralista que rompe con los movimientos armados del pasado

ESTAMBUL, 6 Jun. (Reuters/EP) -

El Partido Democrático del Pueblo, el principal representante de los kurdos en Turquía, podría convertirse en el gran triunfador de las elecciones parlamentarias de mañana si se cumplen las previsiones más optimistas y acaba con la histórica mayoría del partido del presidente Recep Tayyip Erdogan, Justicia y Desarrollo (AKP), en lo que supondría un momento histórico para las aspiraciones del pueblo kurdo.

Las encuestas no pueden ser mejores: el PDP aspira a atravesar por fin la barrera del 10 por ciento de votos que le permitiría acceder al Parlamento como grupo único, privando al mismo tiempo al AKP de obtener la mayoría y, de remate, impedir que Erdogan cumpla su sueño de encaramarse a una nueva mayoría para aprobar una nueva constitución que le conceda poderes extraordinarios.

El colíder del PDP, el carismático Selahatin Demirtas, ha abanderado un programa político de carácter progresista que defiende la igualdad de derechos para las mujeres, protección del medioambiente y respeto a los derechos de la comunidad LGBT. Para Demirtas, considerado el gran unificador del moderno pueblo kurdo, el PDP es "el único partido que refleja el pluralismo en Turquía".

MODERNIDAD

Demirtas rara vez menciona a Abdulá Ocalán, el líder encarcelado del movimiento armado del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, en guerra con el Gobierno turco desde 1991 tras las primeras victorias electorales de los nacionalistas kurdos.

La guerra se ha cobrado un alto precio: más de 40.000 personas han fallecido hasta 2013, cuando los rebeldes declararon un alto el fuego e iniciaron unas negociaciones de paz -- trazadas por Erdogan -- que tienen el objetivo de poner fin a una de las insurgencias más longevas de Europa.

El presidente Erdogan ha atacado duramente al PDP, al que ha calificado de "tapadera de terroristas", con especial interés en el hermano de Demirtas, Nurettin, preso en el pasado y ahora en Irak, donde lucha contra Estado Islámico. Demirtas asegura que no tiene noticias de su hermano desde hace meses y teme por su vida.

A pesar de que el partido de Erdogan lidera las encuestas con un 40 por ciento de la intención de voto, aprovechando su influencia entre el pueblo kurdo, el PDP parece estar recabando apoyos entre la juventud. Antes, Erdogan contaba con dos tercios de la población kurda pero ahora "es posible que la mitad de esa gente vote por Demirtas", según el analista Adil Gur, de A&G Research.