Los latinoamericanos que dejan EEUU superan ya a los que llegan

Frontera entre Estados Unidos y México
REUTERS
Publicado 24/04/2017 21:09:04CET

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Cada vez son más los latinoamericanos residentes en Estados Unidos que regresan a sus países de origen, en especial a México, mientras que el número de nuevos inmigrantes latinoamericanos ha decrecido de forma dramática, un cambio en las tendencias migratorias tradicionales que, según ha explicado este lunes en Madrid el director de asuntos hispanos de Pew Research Center, Mark Hugo López, "no guarda relación con Donald Trump".

Estados Unidos tiene una población aproximada de 318 millones de habitantes, de los cuales 57 millones se identifican a sí mismos como hispanos o latinoamericanos. La comunidad latina en el país supone, de acuerdo con López, un 18 por ciento de la población norteamericana.

No obstante, en los últimos años se ha podido observar un proceso de desaceleración del crecimiento demográfico de los hispanos. "Los hispanos son la minoría más grande de Estados Unidos, pero están en decrecimiento", ha explicado López. A pesar de que continúan creciendo en número, no lo hacen a la misma velocidad que diez años atrás, de acuerdo con los datos presentados por Pew Research Center.

López también ha destacado que cada vez son más los inmigrantes latinoamericanos que regresan a sus países de origen, en especial a México --el 64 por ciento de la población latinoamericana es de origen mexicano--. No obstante, esta tendencia, ha asegurado, "no tiene nada que ver con Donald Trump", ya que lleva sucediendo durante los últimos 7 u 8 años. Entre 2009 y 2014 el número de mexicanos que volvieron a México superó por primera vez en décadas al número de inmigrantes que entraron en Estados Unidos.

"Se debe principalmente a los cambios demográficos en México. En los años 60, por ejemplo, una mujer podía tener entre 6 y 7 hijos, mientras que la tasa de fertilidad ahora es muy inferior. Por ello, a día de hoy no hay la misma cantidad de jóvenes dispuestos a emigrar a Estados Unidos que hace años", ha explicado.

"Pero por otro lado, es mucho más difícil cruzar la frontera ahora que en los 90", ha añadido. "Donald Trump no es el motivo por el que se ha producido esta disminución, ya que se ha comenzado a dar muchísimo antes", ha destacado.

"De acuerdo con las encuestas que nos llegan desde México, el perfil del inmigrante que regresa es mayor de 50 años, y son personas que vuelven a México porque ya no trabajan y quieren estar con sus familias en México", ha señalado. "El resto, que son muchos menos, son deportados", ha concluido. Según una encuesta de Pew Research, el 47 por ciento de los latinoamericanos en Estados Unidos se muestra "muy preocupado" ante la posibilidad de ser deportado.

BRECHA ENTRE NÚMERO DE LATINOAMERICANOS Y NÚMERO DE VOTANTES

"Se estima que para 2065, los latinos representarán 1 de cada 4 estadounidenses", ha asegurado López. No obstante, a pesar de que los latinoamericanos suponen un 18 por ciento de los habitantes de Estados Unidos, sólo conforman el 10 por ciento de los votantes registrados. "Hay un brecha muy significativa entre los latinos y los latinos que votan", ha apuntado.

"Esto se debe a varios motivos el principal es que la mayor parte de los latinos son jóvenes y tienen menos de 18 años o son inmigrantes sin ciudadanía y por lo tanto no pueden votar. No obstante, entre 2012 y 2016 el número de votantes latinos aumentó en 4 millones"

"A pesar de esto, no existe demasiada participación dentro de la comunidad latina", ha detallado López. Según estudios de Pew Research, algunos llevados a cabo por el propio López, muestran que para los hispanoamericanos residentes en Estados Unidos, la inmigración, uno de los ejes principales de la campaña electoral del actual presidente norteamericano, Donald Trump, no es su principal preocupación.

Al contrario, las políticas inmigratorias ocupan un cuarto puesto en las preocupaciones de este colectivo, por detrás de la educación, la economía y el sistema sanitario. "Esto los candidatos lo saben y no hay demasiado interés por conseguir el voto de los latinoamericanos, ya que o viven en estados que no son clave en las elecciones o son demasiado jóvenes para votar", ha concluido.

En cuanto a su integración, más de la mitad de la comunidad latinoamericana en Estados Unidos tiene menos de 19 años, y de ellos, prácticamente un 40 por ciento habla sólo ingles. "La comunidad latina es una comunidad especialmente joven", ha señalado López. "La media de edad es de 28 años", ha añadido. López ha apuntado que de los latinos de tercera generación, tan sólo un 28 por ciento puede hablar español e inglés, mientras que un 71 por ciento habla sólo inglés.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies