Lavrov acusa a los rebeldes de impedir el envío de ayuda y la salida de civiles de Ghuta Oriental

Sergei Lavrov
REUTERS / SHANNON STAPLETON
Publicado 28/02/2018 10:01:19CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha acusado este miércoles a los rebeldes en el enclave de Ghuta Oriental, próximo a Damasco, de impedir el envío de ayuda humanitaria y la salida de civiles pese a la tregua declarada por Moscú durante cinco horas al día.

En su intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, Lavrov ha defendido que ahora les toca cumplir con la tregua a los rebeldes y "a sus patrocinadores, que por el momento obstaculizan la entrega de ayuda y la salida de los ciudadanos que deseen abandonar la región, al mantener los ataques contra Damasco".

Ya este martes, Moscú había denunciado que los rebeldes habían atacado el corredor humanitario abierto por las autoridades sirias para permitir la salida de civiles y de estar impidiendo que los residentes abandonaran el enclave, asediado por las fuerzas gubernamentales desde 2013.

Lavrov ha defendido que la resolución aprobada el sábado por el Consejo de Seguridad de la ONU, que llama a una tregua de 30 días en Siria, "creó el marco para llegar a un acuerdo entre todas las partes sobre las condiciones para mejorar la vida de la población civil en todo el país".

En el marco de la misma, ha añadido, según informa la agencia Sputnik, "Rusia junto al Gobierno de Siria anunció la creación de corredores humanitarios en Ghuta Oriental".

Por otra parte, el ministro ruso ha instado a enviar de forma inmediata una misión de la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja para evaluar la situación en Raqqa, antigua capital del autoproclamado 'califato' de Estado Islámico, liberada el pasado mes de octubre.

"Es necesario enviar de urgencia una misión de la ONU y el CICR para evaluar la situación en Raqqa que la coalición (liderada por Estados Unidos) bombardeó y abandonó a su suerte con campos de minas sin desactivar y la infraestructura destruida por completo", ha sostenido Lavrov.

Además, el jefe de la diplomacia rusa ha reclamado a la coalición que facilite "acceso humanitario a las zonas que controla en Siria, incluido el campamento de refugiados Rukban y toda el área alrededor de Al Tanf". Rukban es una zona en la frontera con Jordania donde se encuentran miles de desplazados que no han podido cruzar al país vecino mientras que Al Tanf está en la frontera con Irak y en ella tiene una base militar la coalición que lidera Estados Unidos.