Le Drian hace un llamamiento al diálogo entre Bamako y el MNLA y reitera que el grupo ha de desarmarse

Actualizado 27/04/2013 8:14:28 CET

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Defensa de Francia, Jean-Yves Le Drian, ha hecho este viernes un llamamiento al diálogo entre el Gobierno de Malí y el Movimiento Nacional de Liberación del Azawad, al tiempo que ha reiterado su petición al grupo tuareg para que se desarme.

"No puede haber más que un Ejército en un país que ha recuperado su integridad", ha manifestado Le Drian durante su visita al país africano, según ha informado la emisora Radio France Internationale.

"Sin embargo, para ello es necesario que la comisión de diálogo haya sido puesta en marcha por el presidente, Diouncounda Traoré, con el objetivo de que se alcancen resultados", ha agregado.

El martes, el MNLA se mostró muy crítico con el Gobierno de Francia por "preparar el terreno" a las exigencias de las autoridades malienses para que el grupo entregue las armas. "Somos un movimiento popular revolucionario que no tiene más aspiración que vivir en paz en su territorio y proteger a la población de los abusos por parte del Ejército", explicó.

En este sentido, manifestó que "la Francia colonial es responsable de la situación territorial, que es la fuente del trágico conflicto que se vive desde hace más de 52 años". "Resaltamos que Francia nunca ha protegido a nuestra población ante todos estos años de sufrimiento, tortura y masacre", añadió.

"El MNLA no entregará las armas hasta que no haya un acuerdo político fiable que proteja realmente a la población y un verdadero estatuto jurídico y político definitivo sobre el Azawad, que es nuestro territorio histórico desde hace miles de años", dijo.

"De cara a la celebración de elecciones de fachada en julio, el MNLA recalca que no se desarmará hasta que no haya una solución definitiva y un acuerdo político demostrable que proteja a la población del Azawad", indicó.

En otro orden de cosas, recalcó que la lucha antiterrorista contra milicianos de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), el Movimiento por la Unidad de la Yihad en el África Occidental (MUYAO) y Ansar Dine "está siendo llevada a cabo por soldados franceses, chadianos y miembros del MNLA".

"Esto es así a pesar del discurso oficial francés, que pretende disimular la participación concreta del MNLA en la lucha contra el terrorismo. El MNLA precisa que esta postura no ayuda a instaurar un clima de confianza", remachó la formación.

LUCHA DEL MNLA

En abril de 2012, el MNLA arrebató todo el norte de Malí, de mayoría tuareg, a las tropas gubernamentales en una rebelión cuyo fin último era la independencia, pero la revuelta fue enseguida secuestrada por tres grupos islamistas: el MUYAO, Ansar Dine y AQMI.

Desde entonces, los islamistas implantaron la 'sharia' (ley islámica) en las ciudades de Tombuctú, Kidal y Gao y destruyeron templos históricos en los que, según su criterio, se ejercía la idolatría.

A pesar de la declaración de independencia formulada entonces por el MNLA, apenas días después de que un golpe de Estado militar derrocara al Gobierno central, ni Malí ni la comunidad internacional reconocieron el paso dado por el grupo tuareg. Los tuareg han protagonizado varios levantamientos para conseguir que se reconozca la autonomía de dicho pueblo o la creación de un país propio en la región.

Entre 1990 y 1996, los tuareg combatieron contra Malí y Níger en una revuelta instigada por una grave hambruna en la región, la dura represión contra los derechos políticos de esta población y la crisis de refugiados derivada de la debilidad política de ambos países durante la década de los ochenta.

Más recientemente, los tuareg volvieron a tomar las armas entre 2007 y 2009 a causa de la lenta e insatisfactoria desmovilización e integración de los rebeldes en la vida civil y las Fuerzas Armadas. En el proceso, varios políticos tuareg fueron destituidos de sus cargos y algunos terminaron en la cárcel.

A principios de enero, estos grupos islamistas comenzaron a avanzar hacia la línea de demarcación en la región de Mopti, mientras que varias unidades de los grupos 'yihadistas' presentes en la zona se desplegaron al sur de Tombuctú, ciudad que ya está bajo control del Gobierno central gracias a la operación militar lanzada con el respaldo de París.

La operación francesa comenzó el pasado 11 de enero, cuando el presidente del país europeo, François Hollande, anunció que su Gobierno atendería la petición de ayuda militar formulada por las autoridades malienses, ante la ofensiva lanzada por los islamistas.