Amal condena el atentado contra un diputado antisirio y apela a la "unidad" de los libaneses

Actualizado 19/09/2007 20:50:04 CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Relaciones Internacionales del partido chií libanés en la oposición, Amal, Alí Hamdan, condenó el atentado perpetrado hoy contra un diputado antisirio, que pereció junto a otras cuatro personas por la explosión de una potente bomba en un barrio cristiano del este de Beirut, y apeló a la "unidad" de los libaneses.

En declaraciones a Europa Press, Hamdan no descartó, a título personal, que el atentado de hoy sea obra de la milicia Al Fatá al Islam, vinculada ideológicamente a Al Qaeda, después de que un "miliciano arrestado recientemente del grupo confesara estar detrás del asesinato del ex ministro de Industria, Pierre Gemayel" así como de los atentados con bomba perpetrados contra dos autobuses cerca de la población de Bikfaya, en el noreste de Beirut y que dejó tres muertos y 20 heridos.

El objetivo del atentado era Antoine Ghanem, de 64 años, miembro del Partido Falange (cristiano de extrema-derecha), según informaron fuentes oficiales. La noticia fue confirmada por la emisora del partido, la Voz de Líbano. Por el momento, se desconoce la identidad del resto de fallecidos.

El ataque se produjo seis días antes de que el Parlamento se reúna para elegir al nuevo presidente en una votación que se presentaba complicada. Ghanem es la octava personalidad antisiria asesinada desde 2005, lo que incluye a tres diputados de la mayoría parlamentaria, lo que ha reducido el margen del partido gobernante en la Cámara.

Por este motivo, el portavoz de Amal pidió entender el incidente de hoy como "un desafío" para continuar el proceso de negociaciones en curso entre oposición y Gobierno para elegir un candidato de consenso --y que pidió "no desaprovechar"-- para suceder al actual presidente, Emile Lahud.

"Líbano está en guerra contra el terrorismo", reconoció Hamdam, para quien es evidente que "hay muchos que están en contra de una solución en Líbano". "Hay quien tiene interés en tirar por la borda todo y traer de nuevo tensión al país", insistió.

"Nadie en Líbano está de acuerdo con este tipo de acciones terroristas. Condenamos el atentado y apelamos a un clima positivo" de cara a las negociaciones con el fin, dijo, "de salvar Líbano". Tras recordar que hace sólo tres meses el diputado de la coalición gubernamental Walid Eido fue asesinado en un atentado con coche bomba, subrayó su esperanza de que "los libaneses superen este incidente".

El asesinato de figuras antisirias comenzó con el atentado que se cobró la vida de ex primer ministro Rafik Hariri en febrero de 2005, del que se acusó a Siria. Su muerte desencadenó grandes manifestaciones que ayudaron a poner fin a la presencia siria en Líbano, obligando a Damasco a retirar sus tropas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies