Defensa dará a las familias de los fallecidos una indemnización de 140.000 euros y 1.230 euros de pensión

Actualizado 26/06/2007 21:41:44 CET

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Defensa ha iniciado los trámites legales para otorgar una indemnización de 140.000 euros a las familias de los seis militares muertos en atentado terrorista el pasado 24 de junio en Líbano, así como una pensión de 1.230 euros mensuales para cada uno de los progenitores de los seis 'cascos azules' del Ejército español, según informó hoy a Europa Press un portavoz del Departamento que dirige José Antonio Alonso.

El Real Decreto de indemnizaciones a los participantes en operaciones internacionales de paz y seguridad, aprobado por el Gobierno en noviembre de 2004, establece una indemnización de 140.000 euros para los familiares directos (el cónyuge o pareja, los hijos o, en caso de inexistencia de los primeros, los padres) de los militares que pierdan la vida en el curso de "una operación de mantenimiento de la paz, de asistencia humanitaria o en otras de carácter internacional que hayan sido aprobadas específicamente por el Gobierno a estos efectos".

Este sistema de indemnizaciones se aplica a todos los miembros de las Fuerzas Armadas desplegados en misiones en el exterior, así como a los agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, los periodistas y trabajadores de organizaciones no gubernamentales españoles en zona de operaciones.

El citado portavoz señaló que, además de los 140.000 euros concedidos en aplicación del Real Decreto de indemnizaciones a los participantes en operaciones internacionales de paz y seguridad, cada uno de los padres de los seis soldados recibirá una pensión mensual de 1.230 euros.

El Ministerio de Defensa ha facilitado apoyo psicológico a los familiares de los seis fallecidos desde que se produjeron los hechos y les ha proporcionado transporte hasta Madrid y alojamiento en el Grupo de Escuelas de la Defensa y en el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla, en Madrid.

El Departamento que dirige José Antonio Alonso mantiene el apoyo psicológico a los familiares, prestado por profesionales de los Cuerpos Comunes de la Defensa, y se ha hecho cargo del traslado vía aérea de las familias de los dos militares colombianos hasta el lugar donde enterrarán a sus difuntos.

Los seis militares fueron condecorados hoy a título póstumo por el Príncipe de Asturias con la Cruz al Mérito Militar con distintivo amarillo. Esta condecoración se suma a las tres otorgadas por las Fuerzas Armadas libanesas --la Cruz de Guerra, la Cruz al Valor y el Pasador de Herido-- y a la medalla de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (FINUL).

La Cruz al Mérito Militar con distintivo amarillo se concede en reconocimiento de "acciones, hechos o servicios que entrañen grave riesgo y en los casos de lesiones graves o fallecimiento, como consecuencia de actos de servicio, siempre que impliquen una conducta meritoria".

El reglamento general de Recompensas Militares estipula que la Cruz del Mérito Militar con distintivo amarillo se impondrá para reconocer hechos "que pongan de manifiesto, según los casos, dotes de valor militar, mando, serenidad o iniciativa en circunstancias de grave riesgo derivadas de la relación de servicios del interesado", acciones que, "comportando una especial conducta meritoria, tengan como consecuencia el fallecimiento o lesiones graves en acto de servicio, o con ocasión de éste" y "los méritos contraídos por los militares capturados por el enemigo o fuerzas hostiles mientras permanezcan en esta situación".