España dona material para destruir 3.000 artefactos explosivos e instruye a militares libaneses en desminado

 

España dona material para destruir 3.000 artefactos explosivos e instruye a militares libaneses en desminado

Actualizado 21/10/2007 16:15:09 CET

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

España ha entrenado a un grupo de oficiales de las Fuerzas Armadas libanesas en técnicas de desminado y ha enviado a este país un total de 3.000 cargas individuales CH25 y 1.000 kilos de explosivo plástico PG2 para destruir artefactos explosivos y restos de munición de guerra, según informó a Europa Press el Ministerio de Defensa.

El material, que permitirá eliminar más de 3.000 dispositivos explosivos en el sureste del país, se encuentra ya almacenado en la base española Miguel de Cervantes, sede de la Brigada Multinacional Este de la Fuerza Interina de Naciones Unidas (FINUL), y será entregado progresivamente a los militares libaneses conforme avancen los trabajos de desminado.

El Ministerio de Defensa decidió realizar esta donación en respuesta a la petición de colaboración internacional para limpiar de explosivos el territorio libanés incluida en la resolución 1773 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, adoptada en agosto de este año para renovar el mandato de los 'cascos azules'.

El Departamento que dirige José Antonio Alonso se ha hecho cargo también de la formación de los militares libaneses que serán responsables de la utilización de las 3.000 cargas de desminado y del explosivo plástico.

El pasado 11 de octubre, el Centro Internacional de Desminado (CID) concluyó un curso de tres semanas de instrucción en labores de desactivación de minas y restos explosivos de guerra impartido a un grupo de seis oficiales de las Fuerzas Armadas libanesas expertos en explosivos. Se trata del tercer curso de este tipo que imparte este centro de excelencia OTAN a militares libaneses, tras los realizados el primer semestre de este año y en el año 2001.

La presencia de minas y municiones no explosionadas procedentes del último conflicto entre la guerrilla chií libanesa Hezbolá y las Fuerzas de Defensa israelíes y de enfrentamientos anteriores representa una de las mayores amenazas para la población civil y las tropas internacionales emplazadas en Líbano.

Según los análisis que la inteligencia militar española realizó en agosto de 2006 antes del despliegue en Marjayún, unos 150 millones de metros cuadrados del territorio libanés estaban entonces afectados por minas y por los denominados artefactos sin explosionar (UXO, en terminología militar internacional), de los cuales sólo 33,8 millones de metros cuadrados habían sido limpiados hasta esa fecha por las Fuerzas Armadas libanesas y otras organizaciones.

Desde el inicio de su misión en septiembre del año pasado, las tropas españolas han conseguido desactivar más de 2.000 artefactos y minas y han limpiado de explosivos más de 400.000 metros cuadrados de terreno en su zona de responsabilidad, el sector este del área comprendida entre el Río Litani y la denominada línea azul.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies