ACNUR pide la creación urgente de un corredor humanitario para llevar ayuda a los desplazados

 

ACNUR pide la creación urgente de un corredor humanitario para llevar ayuda a los desplazados

Actualizado 24/07/2006 21:36:01 CET

GINEBRA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres, indicó hoy que su agencia cuenta con 500 toneladas de ayuda a lo largo de la frontera entre Siria y Líbano pero necesita garantías urgentes de un paso seguro para entregar los suministros a las decenas de personas desplazadas como consecuencia de los bombardeos israelíes.

"El sufrimiento de los desplazados en Líbano se está haciendo más difícil cada hora y es crucial que consigamos que haya un flujo humanitario ahora", afirmó Guterres, en un comunicado emitido por la agencia de la ONU. "ACNUR está trasladando unos 40 camiones con 500 toneladas de ayuda de nuestro almacén regional en Jordania a Siria, pero es frustrante que no podamos entregar esta ayuda, cuando hay miles de civiles sin techo a sólo unas horas de distancia en Líbano que la necesitan desesperadamente", lamentó.

"Es absolutamente vital garantizar a la comunidad internacional acceso a estas personas", aseveró Guterres, destacando que ACNUR tiene a sus equipos "preparados para actuar y tenemos todo tipo de suministros para ayudarles en la frontera, pero no somos capaces de hacerlos llegar a la gente en situación necesitada".

Miembros del equipo de emergencia de ACNUR están supervisando la frontera en cuatro puntos e informan de que entre 15.000 y 20.000 personas están cruzando diariamente hacia Siria, en su mayoría libaneses que huyen del conflicto.

Entretanto, el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Jan Egeland, hizo hoy desde Beirut una solicitud urgente de 149 millones de dólares en ayuda humanitaria a la comunidad internacional. Esta suma, según recoge la ONU en un comunicado, cubriría tres meses en áreas prioritarias tales como alimentación, salud, logística, agua y salubridad, seguridad y servicios generales.

Según la ONU, aproximadamente 800.000 personas se han visto directamente afectadas por el conflicto entre las fuerzas militares israelíes y los milicianos de Hezbolá. "Los grupos especialmente vulnerables son los ancianos y quienes padecen de enfermedades crónicas, en particular los internados en hospitales, las mujeres y los niños", indicó en un comunicado de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

"Aun cuando las operaciones del Ejército israelí se centraron inicialmente en objetivos conocidos de Hezbolá, los bombardeos se expandieron luego a la infraestructura clave, con ataques sistemáticos a las centrales eléctricas, puentes, puertos, depósitos de combustible y redes viales, entre otros", denunció la OCHA.

La Oficina advirtió de que "el daño a la infraestructura significa que existe un riesgo real de colapso de los servicios esenciales que podrían conducir a una emergencia humanitaria de proporciones muy superiores a la capacidad de las autoridades nacionales, aun con el apoyo de la comunidad internacional".

El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) informó de que del total de la solicitud de fondos de emergencia, 23,8 millones de dólares se destinarían a la ayuda de emergencia para los niños y niñas, que según informó la agencia el viernes, constituyen un tercio de las víctimas mortales, y la mitad de los desplazados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies