Amnistía exige una investigación "independiente e imparcial" sobre los "crímenes de guerra" en Qana

Actualizado 31/07/2006 23:04:00 CET

LONDRES, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional (AI) exigió hoy una investigación "independiente e imparcial" sobre la matanza de Qana (sur de Líbano) y que los "sospechosos de crímenes de guerra" sean llevados ante la Justicia. Asimismo, advirtió de que la tregua de 48 horas aceptada por Israel no es suficiente y se necesita "urgentemente un inmediato y total alto el fuego".

"El devastador ataque sobre Qana deja claro que se necesita urgentemente un inmediato y total alto el fuego", manifestó la organización en un comunicado. "Las medidas tomadas por Israel para suspender temporalmente los ataques aéreos sobre el sur de Líbano son insuficientes", prosiguió.

"A la vista de la desafiante falta de respeto de los principios humanitarios fundamentales por parte de los dos bandos (Israel y Hezbolá), está claro que sólo un inmediato, total y efectivo alto el fuego protegerá a los civiles de ambas partes de este conflicto", declaró la secretaria general de AI, Irene Khan, en un comunicado.

Amnistía Internacional, prosigue el comunicado, ha pedido a la comunidad internacional que negocie "urgentemente" el cese inmediato y total de las hostilidades y que celebre una reunión de los Estados partes de la Convención de Ginebra a fin de garantizar "que ataques como el de Qana son investigados de forma independiente e imparcial y que los sospechosos de crímenes de guerra son llevados ante la Justicia".

En este sentido, la organización recordó que el Derecho Internacional advierte de que las acciones militares desproporcionadas o indiscriminadas o los ataques intencionados contra civiles u objetivos civiles constituyen "un crimen de guerra".

En su comunicado, Amnistía destacó también que el Ejército israelí ha justificado la matanza de Qana con el argumento de que las milicias chiíes de Hezbolá habían utilizado a los civiles como "escudos humanos". "El Derecho Internacional Humanitario prohíbe expresamente el uso de tácticas como los 'escudos humanos' para impedir ataques contra objetivos militares", indicó AI.

"No obstante, el Derecho Internacional Humanitario también deja claro que aun en el caso de que una parte se esté protegiendo detrás de civiles, este abuso no exime a las partes en conflicto de sus obligaciones legales respecto a la población civil", añadió.