Líbano/Israel.- Baltasar Garzón confía en que se produzca un alto el fuego en Líbano después del último ataque de Israel

Actualizado 31/07/2006 16:22:23 CET

TORRES (JAEN), 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón se mostró hoy confiado en que habrá un alto el fuego en Líbano después del último ataque de Israel de ayer en el que murieron 56 personas en la localidad libanesa de Qana.

En declaraciones a los periodistas, Garzón, que dirige un curso de Derecho Humanitario y Conflictos Armados en Torres (Jaén), destacó que "hay que diferenciar entre la responsabilidad de las autoridades israelíes y la responsabilidad de la comunidad internacional en lo referente al conflicto entre Israel y Líbano" y apuntó que el ataque de ayer supone un punto de inflexión para avanzar en el alto el fuego.

Asimismo, el juez de la Audiencia Nacional reconoció que "ha habido un acto previo de provocación de Hezbolá sobre Israel que ha llevado a la comunidad internacional a reconocer el derecho a la legítima defensa de Israel", si bien precisó que esta defensa tiene que ser "proporcional a la agresión recibida".

En este sentido, Garzón se refirió a la resolución de Naciones Unidas que obligaba a establecer una franja de separación, bajo dominio internacional, en el sur del Líbano, así como la desmovilización de Hezbolá, "algo que, a pesar de que no se ha producido, no justifica la escalada posterior de violencia desproporcionada que no respeta las normas del Derecho Internacional", precisó.

Así, el juez de la Audiencia Nacional resaltó la importancia del Derecho Humanitario para contrarrestar la irracionalidad de los conflictos armados y añadió que, "desgraciadamente, no es el mejor momento para hablar de la efectividad del Derecho Humanitario", si bien apuntó que "la única forma de introducir algo de racionalidad es a través de estas normas mínimas de derecho que cada uno de los estados en conflicto deben aplicar".

Por otro lado, se refirió al conflicto de Oriente Próximo como el "talón de Aquiles de la política internacional" y señaló que "lo que tiene que hacer la comunidad internacional es encontrar la fórmula para que termine esta situación, pero para ello hay que trabajar", concluyó.

Uno de los ponentes del curso, el juez internacional en la Sala de Apelaciones de Crímenes de Guerra en la Corte de Bosnia-Herzegovina en Sarajevo José Ricardo de Prada destacó la importancia de los tribunales en la protección del Derecho Humanitario y concretó que "la Corte intenta cumplir la misión de lograr una paz duradera a través del descubrimiento de la verdad con la ayuda de la justicia", un trabajo difícil en un país donde hay tres etnias en conflicto y donde se han producido hechos gravísmos, aseveró.