Blair pide la "máxima presión" internacional para conseguir una resolución de alto el fuego de la ONU

Actualizado 31/07/2006 15:44:41 CET

LONDRES, 31 Jul. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Europa Press) -

El primer ministro británico, Tony Blair, indicó hoy que los líderes mundiales deben aplicar "la máxima presión" para que haya "lo antes posible" una resolución de Naciones Unidas que permita alcanzar un alto el fuego sostenido en Oriente Próximo.

Blair hizo estas declaraciones durante su gira por Estados Unidos, tras conversar telefónicamente con el presidente de este país, George W. Bush, y con la canciller alemana, Angela Merkel, y después de que un ataque israelí matara a 57 personas en la localidad de Qana, en el sur de Líbano.

"Saben ustedes cuál es la posición de Israel, ahora hay un comunicado del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que demuestra el grado correcto de unidad que existe en la comunidad internacional", afirmó en referencia al comunicado de la ONU en el que se expresó la conmoción por el ataque de Qana.

"Ahora, lo importante es que realmente tengamos la oportunidad de contar con una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU que nos permita a todos, a partir de un acuerdo sostenible y duradero, conseguir el cese completo de las hostilidades", prosiguió. No obstante, reconoció que "supondrá mucho trabajo".

El primer ministro dijo que la resolución debería ofrecer seguridad a Israel y declaró que el Gobiero libanés debe tener "el completo control de su país". "Todo el mundo tiene que ejercer la máxima presión y esfuerzo para que se acuerde una resolución de Naciones Unidas", dijo.

"Existe una oportunidad, existe una intención y creo que existen los elementos para que esto se pueda acordar tan rápidamente como sea posible, a fin de avanzar en la situación y poder poner fin a las hostilidades", declaró.

Por su parte, la ministra de Asuntos Exteriores, Margaret Beckett, declaró que Reino Undio "continuará trabajando con la mayor urgencia" para que haya un acuerdo duradero que ponga fin a las hostilidades. Fuentes de Downing Street citadas por la BBC indicaron que Blair ha conversado telefónicamente con su homólogo libanés para saber si el Gobierno de Líbano, que tiene un miembro de Hezbolá, accedería en bloque a apoyar una resolución de Naciones Unidas para que haya un alto el fuego. Durante el conflicto en el Líbano han muerto ya 750 personas, la mayoría civiles. 51 israelíes, incluyendo 18 civiles han muerto desde el comienzo de las hositilidades.