Líbano/Israel-Blair retrasa el inicio de sus vacaciones para seguir trabajando en la resolución del Consejo de Seguridad

 

Líbano/Israel-Blair retrasa el inicio de sus vacaciones para seguir trabajando en la resolución del Consejo de Seguridad

Actualizado 04/08/2006 17:15:41 CET

LONDRES, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro británico, Tony Blair, ha decidido retrasar el inicio de sus vacaciones de verano para seguir trabajando en la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que busca conseguir un alto al fuego en Líbano. Está previsto que el jefe del Ejecutivo comience su descanso en unos días y ceda el poder durante sus tres semanas de ausencia al viceprimer ministro, John Prescott.

En un primer momento, Blair se dispuso a permanecer implicado en la solución de la crisis por teléfono, aunque finalmente desestimó la idea al creer que los próximos días serán "críticos" para alcanzar un acuerdo de paz, según se apunta desde Downing Street.

El primer ministro habría tenido comunicaciones seguras desde su destino vacacional caribeño, pero desistió estar fuera de contacto en la fase final de las negociaciones. Blair fue el blanco de reproches en su propio partido, desde donde estimaban que no había hecho lo suficiente para buscar el fin de la violencia entre Hezbolá e Israel.

Tanto Francia como Estados Unidos están trabajando con intensidad persiguiendo una resolución de Naciones Unidas, a la que se le podría añadir otra que aprobase una fuerza internacional y que los franceses podrían pilotar. Blair conversó con el secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, en la tarde del jueves y con el presidente francés, Jacques Chirac, durante la mañana del viernes.

El primer ministro mantendrá contacto frecuente con la ministra de Asuntos Exteriores, Margaret Beckett, que también ha aplazado sus vacaciones. Un portavoz de Downing Street asevera que "Blair pretende ampliar sus esfuerzos para alcanzar la paz en la región del conflicto y presagia que los próximos días serán cruciales, especialmente en las conversaciones con el resto de líderes mundiales".

Durante su rueda de prensa de ayer, Blair tildó de "completamente basura" los comentarios que aseguraban que existían desavenencias con la ministra de Exteriores sobre la postura en Oriente Próximo. El primer ministro británico también consideró que una resolución de Naciones Unidas supondría un impulso para lograr un alto al fuego inmediato, y éste iría acompañado de un despliegue de fuerzas internacionales para la pacificación de la zona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies