Cientos de miles de chiíes protestan en las calles de Bagdad contra la ofensiva israelí en Líbano

Actualizado 04/08/2006 19:55:21 CET

BAGDAD, 4 Ago. (EP/AP) -

Cientos de miles de chiíes bagdadís salieron hoy a las calles de la capital iraquí para mostrar su apoyo a la milicia chií libanesa Hezbolá y el rechazo a la ofensiva israelí en Líbano.

Las manifestaciones han llegado incluso a Arabia Saudí, donde las muestras de descontento popular rara vez se ven en las calles. Asimismo, se celebraron protestas en Damasco y El Cairo, aunque la participación fue mucho menor que en Bagdad, donde la marcha estuvo organizada por el clérigo radical, Muqtada al Sadr.

Multitudes de partidarios de Al Sadr viajaron desde sus pueblos remotos en Irak hasta la capital para unirse a las manifestaciones, que se produjeron en el distrito Sadr City, donde se pudieron escuchar cánticos como "Muerte a Israel, muerte a América", en la mayor manifestación antiisraelí celebrada desde el comienzo de los ataques sobre Líbano el pasado 12 de julio.

Los manifestantes elogiaron a las guerrillas y cantaron a favor de su líder, el jeque Hassan Nasrala. "Alá Alá dale la victoria a Hassan Nasrala", podía escucharse, mientras otros quemaban banderas norteamericanas e israelíes.

La protesta se desarrolló pacíficamente, algo destacable dado que Bagdad es una ciudad donde tiroteos y atentados se producen con frecuencia diaria.

En Sadr City, el jeque Hazim al Aaraji dijo a la multitud que "el rey de Arabia Saudí" había prohibido una manifestación de apoyo a Hezbolá, pero "nosotros hemos organizado hoy una gigante protesta, en lugar de Arabia Saudí". Y terminó su discurso pidiendo a su "querido Hezbolá" que ataque Tel Aviv.

Pese a esta afirmación del líder religiosos iraquí, en Arabia Saudí salieron a la calle cientos de chiíes, para, igual que en los últimos tres días, protestar contra Israel. LAs protestas se concentran en la municipalidad de Al Qatif, donde existe una gran concentración de chíies.

Los chiíes abarcan entre el 10 y el 15 por ciento de la población, en un país de culto suní. Los manifestantes cantaron ante los ojos de cientos de policías "no chiíes no suníes, sólo una unidad musulmana", mientras otros afirmaban "Oh Nasrala, el querido, destruye Tel Aviv".

El apoyo a Hezbolá (chií) ha crecido también entre la comunidad musulmana suní, pese a la tensión entre ambas tendencias del islamismo especialmente en Irak, donde mantienen prácticamente una guerra civil.

En Egipto, unas 5.000 personas, la mayoría seguidores de la organización prohibida Hermanos Musulmanes, se reunieron a las puertas de la mezquita de Al Azhar en El Cairo, la institución suní más prominente del mundo islámico, tras la oración del viernes. Miles de partidarios de los Hermanos también salieron a las calles en otras tres ciudades egipcias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies