Los laboristas británicos piden a Blair una postura más "sólida" sobre el conflicto de Oriente Próximo

Actualizado 24/07/2006 17:08:01 CET

LONDRES, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro británico, Tony Blair, ha recibido críticas procedentes de su propio partido para que tome una postura más "sólida" sobre los bombardeos de Israel a Líbano.

Por una parte, el diputado laborista Andrew Love sostuvo que esperaba una actitud "más robusta del Gabinete" y su deseo de que el primer ministro iraquí Nuri Maliki --quien se reunió hoy con Blair en Londres-- también critique la política británica en Oriente Próximo.

Asimismo, el responsable del Ejecutivo británico para Asuntos Exteriores, Kim Howells, que se encuentra en la zona del conflicto para dialogar, discrepa de la posición de su país sobre la respuesta de Israel. Howells se ha reunido con ministros de Israel y del Líbano y hoy seguirá conversando con más figuras clave de la crisis.

Durante el fin de semana, Howells se convirtió en el primer hombre del Gobierno británico en condenar abiertamente las acciones de Israel, justificando que su campaña mataba a demasiados civiles.

La contestación desde Downing Street, la sede del primer ministro británico, fue la de respaldar los comentarios de Howells, enunciando que desde el Ejecutivo siempre se apoyará el descenso de ataques israelíes. La ministra de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Margaret Beckett, hizo un llamamiento para que hubiese "precaución extrema desde ambos lados del conflicto".

Desde que empezaron las hostilidades hace 13 días, al menos han muerto 362 libaneses, muchos de ellos civiles, y 37 israelíes, de los que cerca de la mitad eran civiles.

Andrew Love, presidente del grupo parlamentario laborista sobre asuntos de Líbano, ha declarado a la BBC que está "de acuerdo con las voces discrepantes con la política del Gobierno acerca del conflicto que opinan que debemos mantener una posición más férrea sobre lo que pasa en Oriente Próximo".

"No se puede atacar infraestructura civil y matar a 370 personas sin interpretar que eso es una respuesta desproporcionada de Israel y el primer ministro tendría que manifestarlo así públicamente. Debo decir también que permitir que esto continúe durante una semana o diez días más sólo dificultará que se encuentre una solución al conflicto", apostilló Love.

El embajador israelí en el Reino Unido, Zvi Heifetz, ha reiterado el derecho a defenderse de su país y ayer aseguró, ante 7.500 judíos en Londres, que su nación contaba con el respaldo de la comunidad internacional en su lucha contra Hezbolá, según informa la BBC.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies