Louise Arbour condena la matanza de Qana y exige una investigación internacional independiente

Actualizado 31/07/2006 21:49:10 CET

GINEBRA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Louise Arbour, condenó hoy "la muerte de decenas de civiles, entre ellos una muy alta proporción de niños, como resultado del bombardeo por parte de las fuerzas israelíes de un edificio de vecinos" en la localidad libanesa de Qana, y exigió hoy una investigación independiente, "con participación activa de expertos internacionales", sobre la matanza.

El objetivo de esta investigación sería "establecer los hechos y llevar a cabo un análisis legal imparcial de las persistentes denuncias de violaciones del Derecho Humanitario y del derecho internacional de Derechos Humanos durante este conflicto", indicó la oficina de Arbour en un comunicado, en el que recordó Israel ya ha anunciado que abrirá su propia investigación sobre el incidente, en el que murieron cerca de 60 personas, en su inmensa mayoría mujeres y niños.

Según Arbour, ex presidenta del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), la violación del Derecho Internacional Humanitario "acarrea responsabilidades ante los organismos de justicia".

Asimiso, la alta comisionada advirtió de que la suspensión en 48 horas de los bombardeos israelíes en el sur del Líbano "en ningún caso disminuye las claras obligaciones de las fuerzas israelíes y de Hezbolá en virtud del Derecho Internacional".

Según Arbour, aunque Israel ha advertido a los civiles libaneses de la inminencia de sus ataques, eso "no absuelve a las partes del conflicto de sus otras obligaciones ante el Derecho Internacional en lo que se refiere a la protección de los civiles".

"Mucha gente sencillamente no puede abandonar el sur de Líbano porque no tiene transporte, porque las carreteras fueron destruidas, porque están enfermos o muy ancianos, porque deben atender a otros físicamente impedidos para emprender el viaje, o porque simplemente no tienen a donde ir", enfatizó.

Asimismo, recordó que el Derecho Humanitario obliga a todas las partes a que eviten ubicar objetivos militares dentro e cerca de áreas densamente pobladas. Israel aseguró ayer que el ataque contra el edificio se debe a que Hezbolá previamente había disparado misiles desde esa área.