El Movimiento por la Paz denuncia ataques contra civiles libaneses y habla de riesgo de desabastecimiento

Actualizado 14/07/2006 16:53:00 CET

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento por la Paz -MPDL-, organización con presencia continuada en el Líbano desde el año 1997, mostró hoy su preocupación por la seguridad de la población civil libanesa ante la "respuesta desproporcionada" del Gobierno de Israel al secuestro de dos soldados por parte de Hezbolá, que les ha llevado a bombardear en las últimas 48 horas la capital, Beirut, y el sur del país "provocando por el momento más de medio centenar de muertos y gran número de heridos".

Ante la gravedad de la situación, el MPDL denunció que los ataques aéreos y marítimos "no se dirigen exclusivamente a objetivos militares", sino que se lanzan sobre "pueblos y ciudades alcanzando a la población civil". Por ello, demandó a la comunidad internacional un compromiso serio que permita la mediación diplomática para una salida negociada al conflicto.

"El ataque lanzado por el Ejército israelí ha aislado en Saida, ciudad situada al sur del país, al responsable de misión del MPDL en Líbano, Jean Christophe Saint-Esteben, encargado de coordinar proyectos de cooperación al desarrollo y acción humanitaria con la población refugiada palestina que vive en el país", apuntó.

Saint-Esteben advirtió que "en 48 horas se ha transformado el país", y que la población civil de Saida ha comenzado a realizar acopio de agua y alimentos en previsión de una futura escasez en caso de que los ataques continúen. "Desde primeras horas de esta mañana, Saida permanece sin luz", y según Saint-Esteben, esta situación "se agravará en el plazo de dos días si no se restablece el suministro eléctrico que permita el funcionamiento de las bombas de agua".

La población de esta ciudad ha comenzado a organizarse y ayer tuvo lugar una reunión en la que participó el Movimiento por la Paz junto con otras 25 organizaciones libanesas, quienes adoptaron la decisión de establecer cuatro comités de trabajo (social, salud, recogida de datos y seguimiento y asesoramiento), para atender a la población civil. "Aunque se esperan numerosos desplazados internos, por el momento sólo han llegado 15 familias a Saida, procedentes de un pueblo cercano a la ciudad, para los que se han habilitado escuelas públicas", concluyó el MPDL.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies