La OIM dice que el bombardeo de anoche cortó "la única ruta real de evacuación por carretera" hacia Siria

Actualizado 04/08/2006 19:49:40 CET

Más de 52.000 personas han sido evacuadas vía Chipre desde que comenzaron los ataques en Líbano

MADRID, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Organización Internacional de las Migraciones (OIM) afirmó hoy que los bombardeos israelíes de la pasada madrugada sobre el norte de Beirut "han cortado una vía de comunicación vital con la frontera siria" que se utilizaba para evacuar personas hacia el país vecino.

De hecho, la OIM explicó que esta mañana se disponía a partir un convoy de la OIM con 470 ciudadanos de Filipinas y 250 de Sri Lanka a bordo por la carretera de la costa hasta la frontera de Al Arida, pasando por Trípoli, que era "la única ruta real de evacuación que quedaba por carretera".

Ahora, "la OIM vuelve a evaluar las rutas de evacuación por tierra y mar, ya que a primera hora de la mañana han sido bombardeados las carreteras y puentes principales del norte de Beirut", anunció la organización en un comunicado, precisando que "el bombardeo de las infraestructuras en torno a Juniyeh, justo al norte de Beirut, ha cortado una vía de comunicación vital con la frontera siria".

Así, como medida de emergencia para evacuar a las más de 600 personas que quedaron bloqueadas hoy, la OIM tendrá que utilizar "las secciones de la carretera que no presenten daños, cuando sea posible", y "una carretera costera mucho más pequeña, que tiene mucho tráfico, cuando sea necesario". Para ello, colaborará con las autoridades libanesas con el fin de identificar las carreteras transitables.

"No es lo ideal, ya que el viaje durará mucho más y será más difícil, pero no tenemos elección. Es una situación de emergencia y tenemos que sacar hoy a estas personas. Aquí no hay refugio alguno para ellos", afirmó el coordinador de la evacuación de la OIM en Líbano, Vincent Houver.

POSPUESTAS LAS EVACUACIONES DE MAÑANA

Sin embargo, Houver afirmó que las evacuaciones previstas para mañana tendrán que posponerse, "al menos hasta que se reevalúe la situación para encontrar una ruta de salida más práctica y segura".

La OIM ha evaluado ya también las rutas de evacuación por mar como una posibilidad, lo que incluiría llevar a las personas de Beirut a varias ciudades costeras de Siria o Chipre. Sin embargo, la OIM considera que "esta opción es menos eficaz".

"Era más seguro y rápido trasladar a cientos de personas de una vez en convoyes de carretera. Si no encontramos alternativa por tierra, podríamos vernos obligados a sacarlas por mar", agregó Houver.

Hasta hoy, unos 4.000 migrantes de países sin los recursos necesarios para ayudar a sus ciudadanos a huir del conflicto de Líbano han recibido asistencia de la OIM, con la ayuda de fondos de la Comisión Europea y del Gobierno de Estados Unidos.

PRINCIPALES RUTAS, CHIPRE Y SIRIA

La OIM traslada a los migrantes a Siria, desde donde les proporciona asistencia para la repatriación, además de alimentos, atención médica y refugio.

Siria y Chipre están siendo las principales rutas de evacuación para los extranjeros que desean salir de Líbano desde que el pasado 12 de julio comenzaron los enfrentamientos entre Israel y la guerrilla chií libanesa de Hezbolá.

Según datos oficiales del Gobierno de Chipre a los que ha tenido acceso Europa Press, desde entonces han llegado a este país más de 52.000 extranjeros que deseaban regresar a sus países. De ellos, más de 22.000 eran ciudadanos de la UE, otros 20.000 eran nacionales de Estados Unidos, Canadá y Australia; unos 3.000 eran indios y el resto procedían de otros 75 países.

Dado que las hostilidades no cesan, el Gobierno de Chipre admite que es difícil predecir cuánta gente más será repatriada, aunque se declara dispuesto a hacer frente a cualquier eventualidad, aunque el país está en plena temporada turística.

11 MILLONES DE EUROS DE LA UE

En el caso de los ciudadanos no europeos cuyos países no tienen representación diplomática en Chipre, el Gobierno de Nicosia contó con ayuda de la OIM. Esta a su vez, dispone de un fondo de 11 millones de euros aprobado por la Comisión Europea la semana pasada para facilitar la evacuación de de ciudadanos no europeos, con prioridad de la población "más vulnerable", entre ella, mujeres solas y niños.

Con este dinero se pretende también financiar asistencia médica para los evacuados en los países de tránsito hacia sus naciones de procedencia, particularmente Chipre, Jordania y Siria, así como para procurar una "repatriación ordenada" hacia ellos.

Según datos de la Comisión Europea, antes del estallido de la crisis había en Líbano entre 100.000 y 200.000 trabajadores procedentes de países en desarrollo, particularmente de Sri Lanka, Filipinas, Etiopía o Bangladesh y también de Ghana, Vietnam, Nepal y países del este de Europa y Rusia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies