Peres reitera que Hezbolá opera bajo control iraní y dice que el problema de fondo no es cuestión militar

Actualizado 31/07/2006 23:21:21 CET

NUEVA YORK, 31 Jul. (EP/AP) -

El vicepresidente israelí, Shimon Peres, reiteró hoy que la milicia chií libanesa Hezbolá opera bajo control iraní, y no puede ser sólo golpeada "con fuerza militar y maniobras" solamente y debe ser tomado como un problema político regional.

Peres además declaró que el Consejo de Seguridad a dado "un primer paso" para mejorar la paz en la región con la resolución aprobada esta mañana en la que concede a Irán hasta el próximo 31 de agosto apra detener el enriquecimiento de uranio.

El vicepresidente declaró que las metas tácticas de Israel incluyen que Hezbolá salga del sur de Líbano, detenga en lanzamiento de misiles a territorio israelí y libere a los dos soldados capturados.

"Estoy de acuerdo con el primer ministro (Ehud Olmert) en que tenemos que ir más allá", aclaró Peres. "Tenemos que mejorar de forma duradera, sostenible, con una mirada más amplia a todo Oriente Próximo". Según manifestó, Siria, Irán, Hamás, y Hezbolá "actúan bajo los auspicios de Irán". "Si ganan será catastrófico", sentenció.