Líbano-El jefe de Estado Mayor libanés asegura que las operaciones finales en Nahr el Bared no llevarán más de diez días

 

Líbano-El jefe de Estado Mayor libanés asegura que las operaciones finales en Nahr el Bared no llevarán más de diez días

Actualizado 25/08/2007 17:40:58 CET

BEIRUT, 25 Ago. (EP/AP) -

El jefe de Estado Mayor del Ejército libanés, el general Michel Suleiman, ha asegurado que las operaciones finales del Ejército contra la milicia Al Fatá al Islam en el campamento de refugiados palestino de Nahr el Bared, en las afueras de la ciudad portuaria de Trípoli, "no llevarán más de diez días", informa el diario libanés 'As Safir'.

Los enfrentamientos se reanudaron hoy de nuevo, con bombardeos de helicópteros gubernamentales, un días después de que 63 civiles, la mayoría familiares de los milicianos, contra los que el Ejército lleva luchando desde finales de mayo, abandonaran el campamento, bajo supervisión del Ejército que les trasladó a una base militar de Trípoli para proceder a identificarles e interrogarles.

Según confirmó el jeque palestino Mohammed al Haj, uno de los principales mediadores para permitir la salida de los civiles del campamento, a la televisión Al Manar, propiedad del movimiento político-militar Hezbolá, algunas de las mujeres y menores que abandonaron Nahr el Bared, han huido a Siria, incluida la mujer y el hijo del líder de Al Fatá al Islam, el jeque Al Absi.

Nada más terminar la evacuación ayer, testigos informaron de que los enfrentamientos entre las partes se reanudaron de forma intensa en las inmediaciones del campamento.

Según el 'Daily Star', el jeque Al Absi y un grupo reducido de milicianos permanecen en el interior de Nahr el Bared, en el búnker conocido como Abu Ammar, y el Ejército, según el rotativo, ha conseguido avanzar en el frente noreste del campamento, al que se ha adentrado unos 20-40 metros.

A pesar de que se desconocen las cifras exactas de muertos en los enfrentamientos en Nahr el Bared, fuentes castrenses sitúan en 142 los soldados fallecidos en las refriegas. En total, más de 250 personas, entre soldados, milicianos y civiles, habrían muerto en los tres meses que dura ya el conflicto, que estalló el pasado 20 de mayo.

En este tiempo, el Ejército libanés ha combatido a los milicianos atrincherados en el campamento con fuego de artillería, tanques y bombas lanzadas desde helicópteros. La gran mayoría de 30.000 civiles que residían en el campamento antes de estallar los enfrentamientos lo abandonaron en las primeras semanas del conflicto.

El Ejército estima que permanecen en el campamento alrededor de 70 milicianos, de los 360 que se estima tenía Al Fatá al Islam al comienzo de las refriegas. Junto a ellos, permanecían, según las autoridades, unas 20 mujeres y 50 menores en su interior, la mayoría, dicen, familiares de los milicianos ahora evacuados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies