Jornada de frágil alto el fuego en el campamento de Ain el Hilweh tras dos días de disturbios

 

Jornada de frágil alto el fuego en el campamento de Ain el Hilweh tras dos días de disturbios

Actualizado 14/03/2013 3:07:50 CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El funeral por el miembro de Fatá al Islam Jaled Ahmed al Masri, fallecido el lunes en un tiroteo en el campamento de refugiados palestino de Ain el Hilweh, ubicado cerca de la localidad libanesa de Sidón, ha transcurrido en el marco de un frágil alto el fuego en la zona tras dos días de disturbios.

Al funeral han acudiendo miembros de Fatá al Islam, la Organización para la Liberación Palestina (OLP) y representantes de otras facciones palestinas presentes en el campamento, según ha informado el diario libanés 'The Daily Star'.

Los disturbios se iniciaron el lunes, cuando un hombre abrió fuego contra un grupo de personas entre las que estaban Al Masri y Bilal Badr, otro miembro de Fatá al Islam, matando al primero e hiriendo al segundo. Además, otras tres personas resultaron heridas, entre ellas un niño y el hermano de Badr.

El martes, estallaron enfrentamientos entre el Frente Popular para la Liberación de Palestina-Comando general (FPLP-CG) y seguidores de Badr en el barrio de Al Fawqani. En los mismos se utilizaron ametralladoras y morteros.

Durante ambos días, el Comité de Seguimiento Palestino llevó a cabo contactos para intentar resolver la situación y restaurar la calma. El organismo se puso en marcha el lunes después de que la tensión aumentara en la zona entre las milicias presentes.

Pese a ello, el frágil alto el fuego se ha visto amenazado por el lanzamiento de una granada aturdidora cerca del barrio de Al Fawqani, si bien no ha provocado por el momento un deterioro de la situación.

En base a una convención existente, el Ejército libanés no puede entrar en ninguno de los doce campamentos palestinos que hay en el país, dejando la seguridad de los mismos en manos de los palestinos. El campamento de Ain el Hilweh, que coge a alrededor de 50.000 personas, es conocido por la existencia de fugitivos y extremistas en su interior.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies