Líbano.- El máximo responsable militar de FINUL asegura que Líbano no es todavía un Irak o Afganistán

Actualizado 26/06/2007 2:41:22 CET

IBL EL-SAQI (LÍBANO), 26 Jun. (EP/AP) -

El general italiano Claudio Graziano, máximo responsable militar al frente de la Fuerza Interina de la ONU para Líbano (FINUL) aseguró ayer que la situación en el país de los cedros no ha llegado "todavía" a la de otros como Irak o Afganistán, caracterizados por el uso de atentados suicidas y con coches bomba como rasgo predominante, un día después de que seis militares del contingente español destacado en el sur de Líbano --tres de ellos de origen colombiano-- fallecieran por la explosión de un Renault blanco, cargado de explosivos y activado a distancia.

"Ahora hay elementos, menores desde luego, algunos elementos reducidos que quieren perjudicar el proceso de paz por muchas razones que aún no conocemos. En este punto, es muy difícil apuntar que (Líbano) se esté convirtiendo en algo similar a Irak o Afganistán, mientras que (además) la situación (en Líbano) es completamente diferente", incidió. "Investigamos muy en serio todas las amenazas, aunque no sean directas", agregó.

Reconoció que FINUL no sabe quién está detrás de dicho atentado, en el que resultaron heridos otros dos militares, ni siquiera si ha sido responsabilidad de Al Qaeda, aunque insistió en que está seguro de que los terroristas pretenden dañar la paz en Líbano y en la región con el atentado. "No estoy en condición de especular. Hay muchas personas trabajando e investigando" el atentado, explicó, al tiempo que rechazó pronunciarse sobre las tesis de los opositores de Siria en Líbano sobre la implicación de Damasco en el atentado.

No obstante, aseguró que es correcto decir que FINUL "tiene que ver quién tiene quizá intereses en mantener el desorden en el sur de Líbano". "Entendemos que haya personas a las que no les gusta toda la resolución 1701 (que puso fin a la guerra del pasado verano entre la milicia chií libanesa Hezbolá e Israel), a las que no les gusta todo (lo relativo al) el proceso de paz, o ver un sur de Líbano estable", explicó.

En este sentido, reiteró que FINUL "se toma muy en serio todas las amenazas", aunque reconoció que a pesar de las medidas adoptadas por el contingente en misión de paz en Líbano "es muy difícil tomar acciones preventivas cuando ocurren tales acciones terroristas".

A pesar de que no quiso Graziano revelar las medidas de seguridad adoptadas tras el atentado del domingo, las cuales, aseguró, permanecerán "confidenciales", fuentes cercanas a FINUL aseguraron que desde el domingo las tropas han recibido cascos y chalecos antibalas para llevar encima todo el tiempo.